Rey de los reyes parto – La Madre Divina dice que Cristo no nació en Belén, según afirma la doctrina judeocristiana, sino en uno de los principados de Partia, que en aquella época ocupaba una parte de Europa y África y ejerció una influencia significativa sobre la cultura de Asia. Cristo Minnelic fue de una familia real, igual que la misma Madre Divina. No fue carpintero (fabricante de ataúdes), como dice la versión farisaica, sino que durante 30 años antes de su llegada a Jerusalén reinaba en un principado parto, donde fundó escuelas del cristianismo bondadoso ‘La corona de la paz’.

Durante el reinado de Cristo en Partia, Jerusalén tenía mala fama por ser el centro desde donde se difundía el culto del malvado dios falso Yahvé-Jehová, mientras que el resto del mundo adoraba a divinidades bondadosas y solares. La finalidad de la llegada de Cristo a Jerusalén fue precisamente destruir ‘la sinagoga de Satanás’ desde dentro.