Según la enseñanza cátara, Cristo Minnelic fue como la Madre Divina llamaba a su Hijo. Minnelic es aquel que está marcado con el sello del amor perfecto Minné. ¡Ninguno de los discípulos llamó a Cristo del período de Jerusalén ‘Jesús’! Los cátaros también despreciaban este nombre, que el sacerdocio judío atribuyó a Cristo y que significa ‘Jehová salva’.