La práctica cátara, pese a tener las llaves de una sabiduría profundísima, no está enfocada a la evolución racional, al intelecto o la gnosis. Tampoco necesita de un lugar o condiciones concretas, ni objetos especiales para su realización....