La No Univocidad: El dualismo aparente unificador VS monoteísmo mezclado separatista

Administrador

10 febrero 2021

A modo de resumen:  

– Hay un dualismo, sí, pero es aparente, no es unívoco. Solo puede haber un Dios del bien, de la pureza, del amor y de la bondad. El otro “Dios” es falso. Es “Dios” solo sobre el mal, solo desde la perspectiva de la maldad, para los mundos oscuros.

– La Tierra como lugar de elección entre el bien o del mal: El primer punto a entender del catarismo es que este mundo no es unívoco, aparentemente en este mundo está manifestado el mal y el bien de modo igualitario, aunque ontológicamente solo existe el bien.  La experiencia del mundo terrenal es dual, bien y mal, día y noche. No ocurre así en los cielos altísimos, o en los estados espirituales sobreiluminados donde solo hay envolvimiento en luz, pureza y bondad, a pesar de la oscuridad circundante.

– El hombre está en el centro del enfrentamiento entre bien y el mal y tiene que hacer su elección, ¿de qué lado está? Esta perspectiva es esclarecedora porque encamina la mentalidad hacia el lado correcto: la elección del bien puro (sin nada de mal), en sí lleva a regresar al hogar celestial; la mezcla confunde y atrapa en ilusiones y reencarnaciones infinitas. Si Dios es bueno y malo a la vez (tal y como lo presentan las religiones), el hombre  entonces también lo es y si es malo por naturaleza, ¿qué sentido tiene el arrepentimiento, el sacramento de la confesión, y el camino, si es imposible liberarse del mal?. 

– Dioses Vs Daevas: Los daevas son demonios que se hacen pasar por “dioses” en los planetas oscuros y aquí en la tierra quieren hacer lo mismo. Y los Dioses de los Panteones verdaderos se entregan a sí mismos y aman a los terrestres. Omnipotente solitario en la mezcla (Elohim) VS  El Padre – Madre amante en un todo (Ahura Mazda)  

Hoy queremos hablarles de la INUNIVOCIDAD o la NO Univocidad, un concepto muy importante para comprender el catarismo. Como consecuencia de ello, entenderemos el aparente dualismo que hay en el catarismo. La No univocidad implica adoptar una visión paradójica, que une y separa a la vez. Une los arquetipos, pueblos y personas separándolos de lo que es falso, tergiversado, deformado o pernicioso. La espiritualidad cátara distingue dos maneras de ver la realidad: 

  1. La univocidad = unidimensionalidad : solo puede ser así y de ningún otro modo
  2. La no univocidad = Multidimensionalidad: hay paradojas contradictorias y múltiples maneras de ver las cosas.  

Es muy importante adoptar esta visión no unívoca ya que permite entender los fenómenos y conceptos espirituales, filosóficos y terrenales con mayor claridad. No podemos decir que hay una única verdad inmutable, pero a la vez sí, no podemos afirmar que hay un único dios, pero sí a la vez, no podemos decir que la tierra es creación del demiurgo y sí a la vez, … es decir, en la experiencia espiritual nos encontramos con la paradoja, la contradicción que rompe por completo con la lógica aristotélica.  

Otro punto importante a tener en cuenta, antes de proseguir, es desde qué altitud observamos la realidad. Es decir, dimensión, altura o estado espiritual en el que nos encontramos. La sobreiluminación (estado de experiencia) implica una mayor altura y un envolvimiento de luz, por lo que se observa la realidad desde la cima (mundos puros) y no desde el valle (mundo terrenal) o desde una cueva (mundos oscuros). Por lo que es importante aclarar que la visión no unívoca solo es aplicable a la experiencia terrenal y no en los cielos altísimos.  

Es decir, el catarismo distingue a grandes rasgos, 3 dimensiones de existencia: 

  1. Los mundos luminosos, puros y eternos: predomina el Bien. La única realidad.
  2. Los mundos oscuros, viciosos y temporales: predomina el mal, es una deformación de la realidad.
  3. Los mundos intermedios, como la Tierra actual, donde actúa las dos fuerzas temporalmente ya que son incompatibles y al final quedará solo el bien.  

La experiencia y visión en la Tierra no es unívoca, hay muchas perspectivas, visiones y no se puede juzgar un fenómeno o concepto solo desde un único punto de vista, precisamente porque actúan muchos agentes de muchos mundos, tanto buenos como malos, y además, las mezclas pueden llegar a ser muy deformantes, diversas y contradictorias. La mayoría de las guerras y enfrentamientos se dan precisamente por este afán de poseer la única verdad a costa de los demás. En el catarismo caben multitud de escuelas, espiritualidades y culturas de diferente época, región o credo. Es precisamente esta rica gama de mundos, diversidad de perlas espirituales y distinción de su procedencia, lo que lo hace atractivo y enriquecedor para los demás. Por ello el concepto de la NO Univocidad, en realidad nos ayuda a unirnos. En la medida que separamos la visión ilusoria de nosotros mismos podemos conocernos y unirnos de verdad. Para comprender mejor este concepto hoy trataremos tres paradojas, o tres conceptos no unívocos en el catarismo.  

  1. ¿Es cierto que los cátaros creen que hay dos dioses (Dualismo) o solo un único dios (monoteísmo)?

  2. ¿El hombre actual a que dios se parece? Si el Padre es Puro en Bondad y amor ¿Por qué permite el mal en la tierra y en sus hijos?

  3. ¿Por qué venimos a la tierra, sabiendo que aquí hay guerra, malestar, injusticias y muerte? 

Respondiendo a la primera pregunta, hay una falsa creencia promovida por teólogos romanos (herederos del judaísmo) y novelistas que los escuchan, de que los Cátaros creen en dos dioses. ¿Acaso es así? No es unívoco, por supuesto los cátaros creían en un único Padre del Amor Puro. El Padre Divino es bondadoso, da la vida, se entrega a sí mismo, concibe la vida como exceso de amor en el seno de la Sabiduría Madre.  Para Comprender al Padre del Puro Amor, los cátaros y bogomilos hablaban de Sofía Pronoia, la hipóstasis femenina y esposa del Altísimo. La Sabiduría se reveló a los bogomilos en una clave inaudita, en el que a nadie antes se les había revelado: en la hipóstasis de SOFÍA PRONOIA.  Sofía Pronoia es la perla del catarismo, la Sabiduría supracelestial, la Madre eterna, personificada como Alma Máter Dei et Humani. No simplemente es la Sabiduría, sino LA RAZÓN ETERNA DE LA DIVINIDAD SOLAR, SU BUENA PROVIDENCIA, que excluye la fatalidad, los programas fatídicos prescritos, las bajas pasiones y los vicios.

La multiplicación del Padre es a través de la inmaculada concepción materna, por lo que hay muchas Divinidades y Panteones (Politeismo) que son en esencia hipóstasis del mismo padre – madre, por lo que el Padre es único y múltiple a la vez.  

Los buenos hombres, los cátaros-bogomilos bonshomes, consideraban al Dios verdadero como un abuelito bondadoso, el abuelo siempre es más bondadoso, no participa directamente en el nacimiento físico de sus nietos, (el nacimiento físico del hombre actual es mezclado donde participan dos principios opuestos, pero su origen es puro), Él ama de modo superante. El abuelo es llamado Ahura Mazda en el zoroastrismo. El catarismo fue sin duda un movimiento Cristo-Zoroastriano, teniendo en cuenta la popularidad del zoroastrismo  que se expandió en las dos terceras partes de Europa durante el periodo precristiano.  

Y aquí es donde entra el dualismo aparente. El “Padre” de la humanidad actual no es el mismo Padre del que hablan los cátaros ( el abuelito bondadoso y puro Ahura Mazda). El “Padre” o mejor dicho padrastro de la humanidad actual es un ser mezclado, Yaldabahot o Elohim, es hijo temporal de una mezcla entre Lucifer (hijo caído en el mal) y Sofía Inferior (Pistis Sofía).  

¿Acaso podemos llamar dios a Lucifer o a Elohim? No, realmente es  un daeva. Por ejemplo, en la tradición indo-irania se considera a los daevas dioses y la tradición irano-aria considera a los daevas como demonios. ¿Quiénes son los daevas?. Es un concepto muy importante en el catarismo. Los daevas son demonios desde el punto de vista de los mundos bondadosos, pero desde los planetas oscuros o muerto como marte, saturno, z-retículi, se perciben como “dioses”.    

No debe confundir la palabra “dios”, aquí se emplea como poder sobre algo y cualidad de ser. En este caso, el Dios del mal tiene poder sobre el mal única y exclusivamente. El Dios bondadoso real del bien puro, no tiene nada que ver con el mal, no lo crea, ni interviene en sus movimientos, pero sí puede eliminarlo ya que la luz expele las tinieblas finalmente, por ello, el bien siempre permanecerá a pesar de una existencia temporal del mal.  

Entonces, respecto a la segunda pregunta paradójica ¿ porque hay tanto mal en la tierra si el padre verdadero no tiene mal en sí? ¿Porque el hombre es mezclado si su origen es puro?. En la tierra actúa el mal porque hay consentimiento consciente (como error de conciencia y elección) o inconsciente (caída en una ilusión, seducción o tentación). El hombre ha nacido espiritualmente puro e inmaculado, pero se ha degradado en su recorrido de reencarnaciones por aceptar el mal dentro de sí, por confundir el mal con el bien. La mezcla es perniciosa para la divinidad pura: para ampliar más en este punto ver el capitulo , “El origen del mal mundial” del libro Bogomilismo, citado más abajo, o el articulo de este blog: El gran Cambio del eje interior.

Este demonio, que se creyó dios de la Tierra, fue Elohim (su nombre se traduce como omnipotente), según las creencias cátaras, Jehová/Elohim es solo el 7º en la jerarquía de Satanás, pero hay que identificarlo como “dios omnipotente del mal”. Así lo comprendían los cátaros: lo que realmente se muestra en la historia humana, principalmente promovida por la Biblia. Entonces si es dios, es del mal, pero es dios solo para los oscuros, para la negrura, para las serpientes y, por supuesto, es un daeva protector de las constelaciones oscuras, de las obras oscuras, maldiciones, misas negras, derramamiento de sangre, magia negra, de todos los crímenes, enemigos de la humanidad, y es tan terrible que oculta sus verdaderos pensamientos. Él es chupa sangre, vampiro, sobre todo necesita la gente buena, la sangre de los ungidos, exigiendo como tributo de los gobernantes a cambio de tecnologías. 

La base de la univocidad es el MONISMO (Monos, un único ser): creer que ‘en el universo hay solo un principio espiritual, un dios todopoderoso que gobierna el bien y el mal’. Así lo confirma el judaísmo, cristianismo y demás religiones monistas. La visión monista del mundo (el bien y el mal provienen de una misma fuente) es ficticia, dicen los cátaros – bogomilos, porque está basada en la mezcla de lo inmiscible. Por lo que no puede haber dos padres. 

El padrastro temporal de la mezcla del mundo actual es Elohim, pero lo es en la medida  en la que se da consentimiento para el remodelado de adaptación. El autor de la doctrina monista —el solitario del cosmos, Yaldabahot— se presenta como el único ‘existente’ en el desierto mundial, la fuente de la vida y la muerte, del bien y el mal.  

Los cátaros decían: si Dios es bueno y malo (tal y como lo presentan las religiones monistas), el hombre también es bueno y malo a la vez, y si es malo por naturaleza ¿qué sentido tiene el arrepentimiento, el cambio, la purificación y el camino espiritual si es imposible liberarse del mal? Se trata de la naturaleza ontológica del mal, propia del hombre como hijo del dios mezclado, que incluye el bien y el mal ¡Esto es muy importante! ya que no solo las religiones monistas consideran que el mal es intrínseco del hombre, sino también el cosmismo inferior (mentalidad actual de la new age que rechaza las religiones pero están fuertemente ligadas a planetas y mundos caídos donde hay mezcla, oscuridad y confusión. Estos planetas astrales son la fuente de donde canalizan los mahatmas, gurús, falsos maestros y escuelas new age pseudoespirituales). 

La omnipotencia de Elohim (él mismo lo dice en el Deuteronomio), dice que abarca el bien y el mal. Los cátaros lo rechazaban rotundamente. Nuestro Padre Bondadoso real solo tiene el bien y por extensión, el hombre también. Es principio del catarismo: como es el padre tal es el hombre, y tal y como es Dios es el hombre. Por lo que en la tierra se libra una lucha y el hombre debe elegir entre “Dos dioses”. Este era en la edad media el primer punto de contradicciones entre catolicismo y catarismo. 

El hombre, al llegar a este mundo tiene que aceptar una cosa sencilla, el día se troca en la noche, señal de que ambas cosas son realidad, (en otros tiempos no existía la noche, pero hoy en día, por ej. en San Petersburgo hay noches blancas, la luz de 24 horas. (mayo y junio)), igualmente, el hombre tiene que resignarse de que está en un ambiente donde actúan igualmente bien y mal, fuerzas buenas y malas. Es evidente que el hombre está en el punto de enfrentamiento entre bien y el mal y tiene que hacer su elección, ¿de qué lado esta?  

La experiencia de la dualidad de la tierra lleva a pensar erróneamente que el bien y el mal son naturales, que siempre ha sido y siempre será (de ahí las teorías evolucionistas que consideran el mal como un elemento imprescindible para el crecimiento). Los cataros pensamos que no es necesario el mal, o las fuerzas del mal, para la evolución el crecimiento del alma y el bien. Las dos fuerzas actuales se mezclan temporalmente por causas misteriosas y el interés siempre pérfido de las fuerzas del mal de imponer sus intereses; pero tarde o temprano siempre prevalecerá el bien.  

Por último, respecto a la tercera pregunta, no es unívoco, no todos venimos por las mismas razones ni las mismas entradas. En general venimos a la tierra a pasar la experiencia de aprendizaje de distinción entre bien y mal y conocer un amor mayor que en los cielos: Minné. Es una paradoja, porque solo aquí en la tierra se puede conocer verdaderamente este amor elevado, pasando la experiencia del desierto, el pasional y el abandono absoluto es cuando se puede revelar lo que en realidad siempre ha existido: El Amor Puro.

Juan de San Grial dice: 

“Sí, estrechez, desiertos… Pero la paradoja y el misterio de la Tierra (por desgracia, muchas almas se ven obligadas a llegar a la Tierra centenas de veces solo para entender esta paradoja, pero para otras es suficiente unos cuantos años de una vida) consiste en que a pesar de sus caprichos, penas, alambrada de campos de concentración, guardia, sufrimientos…, la Tierra posee el tesoro de Minné, que no existe en otras civilizaciones inmaculadas.

¡Somos felices de confesarnos terrestres!

Así como la Tierra es absolutamente inapreciable (no tiene precio, aunque existen civilizaciones más perfectas), del mismo modo el hombre es absolutamente inapreciable, porque posee el tesoro interior de Minné. Por más que sea menospreciado, ¡¡¡posee el tesoro de Minné, que no tienen los ángeles ni los celícolas!!!”

En general, la conclusión es que el dualismo es relativo. Los cátaros no creían en dos dioses, pero ellos comprendían que el adversario se llama dios siendo diablo. Por eso en este mundo tridimensional están representados de igual modo el bien y el mal, aunque haya mas bien y en última instancia vencerá éste. Hay caballeros blancos y negros, planes oscuros y adeptos malos, pero en realidad por supuesto, no pueden existir dos padres  igual, que dios dioses tampoco. ¿Quien vencerá? El que tú elijas en tu interior.
A continuación dejamos un cuadro resumen de los planes y características de los dos mundos enfrentados. 

 

  • Llamamos TeohombreSerafita, bonhome, Teogamita, homo amores, etc, al hombre-divino original prístino que, o bien no ha perdido su inmaculado del primer nacimiento espiritual, o pasando por el remodelado de adaptación y ciclos reencarnacionales (nuestro estado actual) ha recuperado su integridad y se ha unido a la divinidad. El objetivo primordial de Madre Divina es precisamente este segundo nacimiento, restaurar nuestros compuestos y conciencia divina.  
  • Llamamos Daeva, Superhombre, biorobot, homo sapiens sapiens, humanoide, etc., al hombre degradado, en realidad “hombre” en apariencia porque su interior es de otro origen, espiritual y compuesto. Sin corazón y con mente fría no tienen piedad, mienta, mata. 

 


 

Fuente:  

Para más información recomendamos los siguientes dos libros: 

  1. Bogomilismo. La Espiritualidad del Universum Luminoso (2017). Este libro es un compendio de la Espiritualidad Cátara-Bogomila. Aqui puedes encontrar la historia no contada, las civilizaciones, ungidos y mundos bondadosos que estuvieron en la tierra pero que han sido tapadas. También encontrarás la explicación a las preguntas más profundas e intimas a la existencia humana y divina. En los útilmos capítulos encontrarás aspectos prácticos y conocerás a Madre Divina en sus múltiples hipostasis como guía, Reina, Señora, DIosa y Virgen-Madre de la tierra. https://cataros.org/product/bogomilismo/    

 

  1. Rehabilitación de los panteones (2017). Es un libro-revista donde se trata los aspectos más importantes sobre la espiritualidad: La existencia de las divinidades y sus adversarios. En la tierra desgraciadamente se ha cernido la noche oscura con sus edades progresivamente degradantes, de plata, de hierro, de plástico… Las divinidades bondadosas y cercanas han sido olvidadas y sustituidas por demonios que se disfrazan de protectores de la Tierra. Invitamos la lectura de este gran libro para comprender el mundo de las Divinidades y sus verdaderos representantes en la Tierra: https://cataros.org/product/rehabilitacion-de-los-panteones-pdf/ 

Quizas también te interese leer…

1 Comentario

  1. Arturo

    Esto aclara bastante el curso actual de las cosas.

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *