Uno de los nombres de la Madre Divina que en su época fue popular en el reino de Tarjtaria. En realidad, el nombre del reino viene del nombre de Tarj (el Dador-Buendiosito) y de su esposa divina Tara (Dadora-Buenamamaíta).