Nombre espiritual del Gran Príncipe Mijaíl A. Románov, hermano menor del Emperador Nicolás II. De 53 años de su vida recóndita pasó 39 en una prisión del Gulag. Desde 1918 (fecha de su fusilamiento fallido), 1925 (encarcelamiento en las islas de Solovkí) y su exilio en Buzuluc, fue milagreado, conducido y custodiado por la Santísima Virgen y llevó su cruz de mártir siendo cabeza del concilio de los Cátaros Solovkianos. En él se reveló el perfectísimo ungido del Segundo Gólgota. Pasó el tesoro cátaro espiritual de Solovkí y la sucesión de la rama Solovkiana a Juan de San Grial.