Del griego, ‘portadora de mirró’ – Las madres-instructoras del camino espiritual en la Gran Iglesia del Amor; las guardianas del Grial.