Los trovadores medievales y peregrinos del cáliz (cálicas ). La palabra viene del alemán Minnesinger , el cantor del amor (Minné es ‘amor’; Singer , ‘cantor’).