(del occitano melhor, mejor): práctica cátara de trabajo sobre uno mismo, por la que el paladín día a día y paulatinamente aspira a ser mejor que el día anterior.