La Iglesia Triunfante es la Iglesia impostora, aquella que en apariencia triunfa y se presenta como triunfadora, pero que en realidad es falsa y nada más que una trampa religiosa. El autor la contrapone a la Iglesia Misteriosa, aquella que permanece oculta de modo misterioso por haber sido perseguida durante milenios, pero que pertenece al verdadero Padre y Madre Celestes y que un día será abierta al mundo.