(1165–1240) – obispo cátaro de Toulouse, profeta, gran iniciado y custodio del Grial. Por sus proezas en la lucha contra el príncipe del mundo alcanzó los peldaños superiores del amor Minné y cruzó las puertas de la inmortalidad.