Una terraza especial en la cima de los castillos cátaros, donde se encontraba el trono de la dirección (gradulación) mística del mundo.