Teohombres que vienen del Univérsum del Buen Padre para ayudar a los terrestres y transfigurarlos. Se llamaban ‘carabeleros blancos’ los bogomilos que realizaban el viaje espiritual de este mundo al Reino de Nuestro Altísimo. Sus comunidades se llamaban Carabelas blancas.

Solo la Reina Virgen Madre, el ejército celestial de los Carabeleros blancos y el Concilio de los ancianos eslavo-teogámicos tienen el poder de resistir a los humanoides y expulsarlos de la faz de la Tierra. Hemos de invocar ardientemente su amparo en los tiempos actuales de prueba.