Depósito de los pergaminos auténticos del Univérsum del más allá: los históricos, de calendario, literarios, musicales…La Biblioteca mística está en las esferas del divino estar, en la constelación de la Osa Mayor. El acceso a ella lo tienen los ungidos del espíritu verdadero. En los siglos anteriores la visitaban grandísimos candiles de la espiritualidad cátaro-bogomila, tales como Zoroastro, Mani, Mahoma, Serafim de Sarov, Serafim de Solovkí. Hoy en día, su visitante y lector asiduo es Juan de San Grial.