“Auri-lamá, los compuestos aurilámicos son los compuestos mirríferos, inmaculados e inmortales del hombre, sellados en el orden terrenal. Estas partículas divinas, provenientes del Seno teomaternal, son necesarias para el acto de la concepción inmaculada”