II. La meditación contemplativa en la Sabiduría Divina: Conocer a Sofía Pronoia como la Providencia Bondadosa

Juan Avilona

11 diciembre 2020

 La meditación contemplativa en la Sabiduría Divina: Conocer a Sofía Pronoia como la providencia bondadosa

 

El mundo de la meditación es amundano (vivir fuera del orden del mundo, pero no aislado en una cueva o ermita, sino en espíritu). La meditación en sí, por su definición, implica la entrada a nuevas esferas, lo que provoca la salida de las mundanas anteriores. La meditación Cátara abre nuevas esferas, dimensiones donde el alma se conecta con su origen, hermanos y panteones de divinidades bondadosas. Es importante que aquí en la tierra mezclada, (donde hay multitud de esferas y opciones tanto buenas como malas) las almas más sensibles y conscientes implanten tronos de bondad, paz, sabiduría y pureza sobrecelestiales a través de sus cambios interiores, sin mezcla alguna con el mal. Por ello la meditación cátara no es solo la salida del orden del mundo, sino la transfiguración en un nuevo ser humano.

¿Qué se puede decir sobre la Meditación Cátara?. Más que una teoría del estado de conciencia o una iluminación a alcanzar, es una esfera en la que el hombre puede habitar, no unos minutos, horas o días, sino completamente hasta transfigurarse. Esta transfiguración no se logra de manera individualista y egocéntrica sino en la union en un todo, por lo que la meditación es la unión de corazones. Esta unión implica un diálogo y no una abstracción mental. La meditación no solo es silenciosa, musical o poética sino también oracional.

Los grandes meditadores no son solo los que apaciguan la mente, sino los que viven fuera del orden de este mundo corrupto, es decir, habitan en el corazón del prójimo donde habita el reino divino.  

Por ello, lograr entrar en estados meditativos, implica una lucha contra otros impulsos que compiten por nuestra atención, más aun, los estados meditativos en si, muy al contrario de lo que se piensa, también implican una lucha contra fuerzas opuestas. Es paradójico, nuestros padres eran grandes vencedores en la batalla espiritual, la Sabiduría les instruye. ¿Por qué habrá batalla? Porque hay muchos apegos y lazos que no dejamos facilmente. Y en cada grado y escalón hay que prepararse para una batalla más. Cuánto más alto es el grado, más difícil será la batalla.

Conocer la meditación cátara implica conocer a Madre Divina ya que es ella la que nos introduce en sus esferas, es decir, las esferas que se construyen son su mismo seno, es el descubrimiento de la misma fuente del mundo Divino. Sofía Pronoia es la providencia bondadosa. En la comprensión cátara, el mundo de los espíritus bondadosos, de las divinidades bondadosas, en su conjunto, se llama “pronoia”. Y la meditación cátara es abrir el paso a pronoia. “Noia” es luz, mente. Pronoia también es eterna providencia bondadosa. Así se llamaba en el catarismo antiguo. Este término tiene sus raíces en aquellas enseñanzas. 

En el catarismo se distinguen cuatro esferas espirituales: 

      1. Esfera Terrenal, sofia inferior o sabiduría del mundo, la ilusoria, que necesita la transfiguración y el esclarecimiento. Este mundo se llamaba en griego meón (‘lo que no existe’), en latín, ilusión, en otras dos tradiciones orientales del sánscrito — maya (también, realidad ilusoria) y Navi (termino esotérico eslavo que designa vacío).
      2. La Esfera Celeste: son los cielos primero (mundos religiosos de rito y dogmas) y segundo (prácticas cosmisatas,  new age, OVNIS, corrientes pseudoespirituales, Tíbet…). Las almas débiles, inclinadas a caer en las trampas terrenales, dan su consentimiento para el remodelado adaptativo antes de llegar a la tierra. Lo que implica que estando aqui en la tierra, el máximo cielo al que  normalmente aspira un alma sin purificar es el primero o segundo, que de echo, es la vía de paso de la mayoría de almas buscadoras, o el sitio donde se realiza las mismas modificaciones corruptas del alma. Lo que Los Cátaros llaman la primera conversión (conocer un cielo espiritual deformado, incompleto, corrupto o mezclado) representa los “cielos” inferiores deformados o mezclados. Los siguientes son los cielos puros de los que habla el Catarismo, fuera de este mundo y cielo bajo.  
      3. Luego las esferas Celestísimas, del tercer cielo hasta al quinto; son almas suficientemente puras y bondadosas. (Ver artículo: Cambio del eje interior parte II). En estas esferas es donde se entra en los estados meditativos auténticos, la 5 dimensión o el santo estar.
      4. y las esferas Sobrecelestiales, del sexto hasta al séptimo; Los aromas del jardín de Minné proceden del sexto y el séptimo cielo. Los cielos, sexto y séptimo albergan el trono de Sofia Pronoia, de Cristos, Budas y bodhissatvas.

 

 

Sofía Pronoia es una providencia absolutamente bondadosa

La guía del camino, Sofía superior, es la sabiduría sobrecelestial.  La providencia bondadosa significa que todo lo que ocurre en la esfera espiritual pura tiene una tarea concreta y no existe ningún mal absoluto, solo el bien tiene esencia, solo el bien permanece, no hay mal. Según la sabiduría del bonhomismo o catarismo, Sofía está restablecida en su altura primordial, en el trono ubicado en el séptimo cielo.

Hay que invocar siempre a Sofía superior, ya que ella es la guía del camino, tiene el cetro de guía en su diestra y nos guía hacia los mundos sobrecelestiales (existen los mundos celestiales, celestísimos y sobrecelestiales). Sofía superior, Sofía altísima, tiene 1500 hipóstasis (personificaciones) y la más hermosa es Guan Min.

Con la Sofía inferior (Sabiduría de este mundo, el cosmos bajo), entran en acción los programas fatales zodiacales cósmicos, esos 12 signos zodiacales mezclados –a uno le resulta mal, a otro bien, uno tiene suerte, a uno lo bendicen, a otro lo maldicen… Pero la providencia bondadosa es propia de Sofía altísima. La providencia bondadosa borra y aniquila la rejilla zodiacal y abre las 16 constelaciones bondadosas (ver libro sobre la Astrologia cátara), mundos y esferas completamente puros y bondadosos, procedentes de las civilizaciones de Atlantida, Arcadia, Hiperborea y ciudades Divinas como Kitetz, Novgorod, Cartago. 

La segunda conversión implica la introducción a un nuevo Universo (el cosmos superior). La mayoría de las personas piensan que la realidad actual de la tierra es la única que existe, que no es posible otros mundos con otras leyes, pero Los Cátaros afirman que sí, son conocedores de otros estados y vivencias. La providencia bondadosa rectifica el alma y la sosiega. La cura de las neurosis, de los miedos, de las fobias, de la desesperación, del desierto. La providencia bondadosa causa la alegría.  La esfera meditativa Cátara es la misma providencia bondadosa, es la gracia que se cubre sobre el practicante. ¡Qué importante es entender esto en este mundo embriagador de mal!. El bien vence, el bien borra el mal y no al revés, al contrario de todos los servicios secretos y todos los que sirven a capitanes de OVNI’s y humanoides; el bien vence al mal y trae la vida, el mal trae la muerte.

 Con la providencia buena el eje mundial se dirige en dirección a la bonhomización, a la bondad espiritual. El eje mundial está en la estrella polar, que se dirige en dirección a la civilización de las vírgenes y los poetas. El mal y la lujuria están borrados sin dejar huella. 

A menudo se piensa que en este mundo el mal es necesario y no se puede hacer nada contra él, pero resulta que, según las enseñanzas cátaras, el mundo empíreo (sobrecelestial) descansa en el bien puro. El mundo altísimo descansa en el bien sin nada de mal. 

La Madrecita honrada llega de la galaxia de la providencia bondadosa, de la dimensión 27ª del sol de Minné en el cenit. Y con ella, una multitud de buenos pastores y benefactores.  Todos los ungidos que llegaron a la tierra en esta 84 ccivilizacion mezclada (Cristo, Mani, Zoroastro, Mahoma, Buda, Krishna….) traen a la tierra la esfera de la Diosa Virgen Madre, los buenos pensamientos, palabras y actos de los mundos divinos. ¿Que otro sentido tendría sino la práctica de meditacion?, la instauración en el interior de la ciudad divina. Esta 84ª civilización que se va, ha pasado bajo el dominio de la Sofía inferior (Phisis Sofia, la prisión del alma en la carne), que creó a Yaldabaoth. La 85ª pasará bajo la égida de la altísima Sofía triunfante (Sofia Pronoia). 

La dificultad y los obstáculos de la meditación tiene que ver con tendencias y deseos hacia otros estados y experiencias fuera del Universum superior bondadoso, sean corporales (tercera dimensión) o psíquicas y astrales (cuarta dimensión). Se requiere grandes cambios interiores y búsqueda de los verdaderos obstáculos para poder meditar verdaderamente y el más importante de ellos, es el fornax interior. ¿Qué es el Fornax?. Es la energía cósmica radioactiva, es el cosmos inferior en el interior, la serpiente interior, el ego, un guía erróneo. La llegada y el inicio del mal mundial proviene de esta fuente oscura que en términos latinos se llama Fornax, calefacción, lujuria o fogón lascivo. El inicio del remodelado de adaptación tiene que ver con el injerto de este monolito oscuro en los cuerpos sutiles del alma y el sellado del corazón espiritual solar. Todos los problemas mundiales tiene que ver con está fuerza cósmica autodestructiva que no proviene de los mundos superiores ni es creada por ellos. 

Parece dar gozadas, ilusiones, placeres terrenales pero es una ilusión, un espejismo, fruto de inclinaciones a los placeres temporales del mundo caído. De allí el nombre de cosmos bajo, Lilith, sabiduría mundana o sagacidad del mundo. Es una cueva oscura interior ( recuerdos, traumas, miedos, etc.) que atrapa al alma en un sueño profundo. Desde un punto de vista simbólico esta figura y cueva oscura cósmica se la identifica también como a una Madrastra, un falso seno, un horno alquímico (fornax designa la alquimia y mezcla entre el bien y el mal), un ambiente tramposo donde parece haber comodidad pero al final el alma se pierde a sí misma (una red de telarañas). 

Según las revelaciones de Juan de San Grial los programas de la providencia inferior, la sabiduría de este mundo después de 7500 que se iniciaron en la tierra, actualmente se borran. En estos últimos tiempos entramos por las puertas de la bondad ilimitada, los mundos de la providencia bondadosa, de Sofía Pronoia. Y Ella borra las quimeras (hologramas, espejos deformantes, deformaciones del arquetipo original) de Sofía inferior.  

La meditación por tanto tiene que ver con el cambio interior hacia el bien, que no es de este mundo. Un Gran Giro Interior (véase el articulo sobre el origen del mal). Sobretodo tiene que ver con la contemplación y el conocimiento de las revelaciones actuales que a través de Juan de San Grial la misma Sabiduría Divina revela. La esfera del bien solo la puede aportar Madre Divina y sus discípulos. Es necesario un arrepentimiento profundo, una penitencia profundísima  por haber ido de las esferas celestiales, a las aduanas del remodelado de adaptación y sus trampas, olvidando el origen del que procedemos y el lenguaje divino. ¿Por que la mayoría de la humanidad no escucha los mensajes de Madre Divina? ¿Por que se cree que la sabiduría de este mundo a través de miles de maestros y generaciones y es lo único que hay? ¿Por que la obstinada inclinación a los extraterrestres, canalizaciones y los mensajes de los supuestos “maestros ascendidos ” de la cuarta dimension? Porque el remodelado de adaptación aun funciona en lo interior, no hay arrepentimiento verdadero, búsqueda de la última verdad,  se necesita de una catarsis y purificacion interior para poder ver, oír y participar de los estados meditativos auténticos de Sofia Pronoia.

 

                                                             pastedGraphic.png

 

Quizas también te interese leer…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *