El Gran Cambio del Eje Interior. Parte II: Los escalones de divinización y diabolización

Juan Avilona

25 junio 2020

«Después del remodelado de adaptación, el eje mundial comenzó a moverse en dirección contraria, hacia el mal. Pero el reciente giro del eje mundial en dirección a la bonhomización y a la luz es la manifestación del Univérsum. Sin embargo, esto no es suficiente. Lo importante es que el eje interior en el corazón de cada persona se mueva en la misma dirección. ¡Una clave magnífi ca contra el remodelado de adaptación

Se mueve el eje interior hacia la luz y la bonhomización. ¡Consolaméntum, melioraméntum, bonaméntum, divinaméntum! Cada uno tenemos que hacer nuestra elección. !Prestemos atención!

Minné, el amor Divino, ilumina los 144 castillos interiores del hombre.

En el corazón del teohumano existe el depósito divino. La antropología real del ser humano esta compuesta de 144 castillos iluminados con la luz divina. En los castillos supremos de la memoria mnemónica está el recuerdo sobre el Padre y la Madre del Puro Amor. Hay castillos de la memoria sobre las beatitudes celestiales, sobre las virtudes, ciencias e iluminaciones existenciales de las esferas celestiales y las supracelestiales…

Nuestros padres, los cátaros medievales, acosados por la inquisición, enseñaron que el problema principal de la humanidad es el rechazo al amor Minné y aceptación de eros en su lugar. Por eso, para ayudar a los habitantes de la Tierra, han sido enviados millones de almas nobles con espiritu puro, poético y virginal, como por ejemplo los minnesíngeres y menestriles (músicos, maestros del supremo amor), a recordarnos el lenguaje, el sonido y darnos la visión de Minné.

¿Por qué los iniciados en los misterios del amor supremo, de la bondad y la pureza se volvieron músicos por excelencia? ¿Por qué no pintores, por ejemplo? Los grandes maestros de fama mundial, como Brueghel y El Bosco, pintaron a hombres con cabezas de animales, pero no eran minnitas (conocedores de Minné) iniciados ni tampoco bonshomes.

Si observamos el siglo XX vemos… ¡tantas revelaciones luminosas! Cuántas almas luminosas han descendido, a semejanza de Tesla, Filipov, etc. En 1905, en una exposición en París, se presentó un dispositivo funcionalmente similar a la televisión (el inventor del mismo desapareció misteriosamente): medio siglo antes de la invención de la televisión ya estaba revelado el modo de transmitir imágenes sin electricidad (!). Si no fuera por la oscuridad asfixiante, si no se persiguiera a las almas luminosas, la Tierra ya desde hace tiempo se hubiese convertido en un oasis del paraíso.

El olvido de Minne a causa del remodelado de Adaptación lleva a la adopción de valores contrarios a la vida.

Actualmente el ser humano está bajo el control de los ‘grises’. Su palabrita favorita es control. A través de sus adeptos quieren tener bajo su control a todo el mundo, ‘poner la mano’ sobre toda la humanidad, insertar chips a los homo-sapiens para, cuando haga falta, exterminarlos. ¿Qué es lo que controlan? Solo las esferas gobernadas por ellos, en particular las relacionadas con el cosmos bajo, la gran maquina zodiacal oscura.

Bajo el control de los ‘grises’ se encuentra la máquina zodiacal de 22 signos, la cual prescribe los programas fatales. A los ‘grises’ les está otorgado el poder sobre la naturaleza baja del ser humano, artificialmente modelada durante el remodelado de adaptación.

Los humanoides tienen poder sobre las encarnaciones, sobre las partículas y cuerpos corruptos, pero no sobre las encorpulaciones: las entradas luminosas bodhisáttvicas a la Tierra. Los neurocirujanos astrales, antes de exterminar al hombre, quitarle la belleza divina y humana, intentan convertirlo en biorobot. Una de las operaciones del Remodelado de Adaptación consiste en borrar la memoria mnemónica sobre las vidas pasadas, sobre el origen divino, sobre el Padre y la Madre, sus hermanos… se corta los hilos finos del nervio de la conciencia y se teje en su lugar telarañas conectadas a fuentes oscuras, !un desastre!. Después de ser seducida y engañada, el alma tiene que dar su consentimiento para esta operación.

Después del remodelado de adaptación, en vez de los Estatutos de Arta englobados en la octuplicidad dorada de la cruz catara (sabiduría, amor, bondad, pureza, paz, misericordia, armonía y belleza) el eje mundial interior se movió en sentido contrario, en dirección al oscurantismo … y el hombre se hizo enemigo de sí mismo. Surgió la octuplicidad oscura: la escalera al fondo infernal para los siervos de Satanás.

La degradación de los escalones inferiores se da en la medida que el hombre rechaza el lenguaje del corazón y acepta los venenos oscuros del mal y migajas del maligno. Su conjunto es propio de muchos mundos, aparte de la Tierra. Las categorías de la OCTUPLICIDAD NEGRA, propia de los mundos oscuros son; la lujuria, el mal, la usurpación, el mammón, la magia, la mentira, el materialismo y el racionalismo. 

  1. Lujuria (sobre todo, de la mente):la separación de Dios.
  2. El Mal mimetizado, que se hace pasar por bien. La elección fatal.
  3. La Usurpación: el desprecio hacia el hombre, su explotación para fines propios.
  4. El Mammón: el humano como instrumento para obtener beneficio.
  5. La Magia: el sucedáneo del amor, los placeres.
  6. La Mentira y la hipnosis: como medios para la seducción.
  7. El Materialismo: programas fatales que llevan al desprecio y alejamiento de lo espiritual
  8. El Racionalismo (pensamiento sin corazón). La ratio que es fría respecto a los demás , justifica el mal y guarda el rencor.

Según los estatutos del Univérsum, la degradación del orden mundial está asociada con el mal, y ante todo con la lujuria. En la medida en la que se desciende por la escalera del Univérsum de las divinidades en dirección al escalón de los demonios, los habitantes de la ecúmene gradualmente pierden el amor y la pureza, ganando en mal y lujuria. Los homo-reptiles tienen menos mal y lujuria que los reptiles; estos últimos tienen menos mal que los humanoides, etc. Una vez aceptada la lujuria, el alma tomó por ideal lo que NO NECESITA.

La clasificación de los eones y mundos según los iniciados cátaros

El remodelado de adaptación coincidió en el tiempo con el eón mezclado (decimos la ‘civilización mezclada’). Sin la comprensión de la graduación de cualquier eón es imposible hallar nuestro verdadero lugar en el mundo, enseñaban nuestros padres.

Conforme al concepto gnóstico ¿qué es un eón? Es una civilización más una esfera en el espacio y tiempo metahistóricos. Los mundos visibles e invisibles, todo el conjunto de universos se gradúa según la luz y oscuridad y también según la mezcla entre la luz y oscuridad. Por ejemplo, la 85 civilización que viene a sustituir la 84 mezclada, será pura, resplandeciente y solar.

Existen tres clases de mundos y eones :

Al igual que las personas, los miles de mundos se dividen en tres grupos universales: 1 luminosos, 2 oscuros y 3 mezclados en miles de variantes.

Existe una escala con numerosas gradaciones desde la luz hasta la oscuridad. Su cumbre es la Luz de las luces, las alturas de Minné. En el otro extremo está el fondo infernal. Por esta escala vertical avanza la humanidad.

  1. Los Mundos Inmaculados : Son los eones más luminosos, a ellos pertenecen las 16 constelaciones bondadosas. De los eones superiores vinieron, de hecho, Cristo, Buda, Set, Zoroastro, etc..LA LUZ ES VIDA. La luz perfecta encierra la suprema sabiduría y el amor en armonía con la pureza y la bondad. Los mundos luminosos se caracterizan por 1 ser ajenos al mal y 2 adorar al Padre y la Madre del amor puro. Las cualidades que mejor los distinguen son:la ausencia de maldad (una de las virtudes de los ancianos ascetas del cristianismo antiguo), ser totalmente ajenos al mal, lo que significa ajenos al pecado y la tentación, a la enfermedad y la muerte. ¡Fuera del mal y el pecado, el hombre vive por milenios!la bondad perfecta, inmiscible; la paz (imposible cuando hay un pacto con el diablo), los componentes puros, inmaculados (intachables),el Dios Blanco, el Cristo blanco en atuendos resplandecientes, las personas blancas y los habitantes del cielo (blancos no por el color de sus vestidos o rostro, sino por su pureza inmune contra el pecado y el mal),– la sabiduría de la buenísima providencia de Sofía Pronoia yla astrología de las 16 constelaciones buenas , que irradian luz inmaculada. Bajo el cielo de las 16 constelaciones no hay tinieblas, es impensable que haya un solo agente del mal o mezclado, ¡aunque solo contenga una pizca de oscuridad y pecado, un insignificante grano de polvo gris!
  2. Los Mundos Oscuros : Éstos se encuentran bajo los signos de zodiacos ecuatoriales que influyen negativamente a la gente. El contacto con estos eones es extremadamente peligroso. En ellos habitan advenedizos de mundos inferiores, toda clase de reptiloides. Los mundos pecaminosos y sus correspondientes eones están representados precisamente por uno de sus príncipes, el creador bíblico con su descendencia de cainitas. Aquí la prioridad es la maldad y los potenciales del mal. Los mundos oscuros son habitados por los ‘conocedores del mal ’ (término de la anciana mirrífera Eufrosinia): aquellos para los que el mal y la lujuria, en miles de versiones y sublimaciones, se convirtieron en la base de su vida y fuente de su fuerza. En otras palabras, los afectados por la inmundicia del infierno.
  3. Los Mundos Mezclados : A ellos pertenece la 84 civilización actual de la tierra. El Buendiosito nunca abandonó la Tierra. Pero la maldad busca por todas partes caminos de entrada de contrabando al mundo. Los contemporáneos son víctimas de la alquimia del Malvado: en ellos están mezclados el bien y el mal, la luz y la oscuridad. Tienen una consciencia mezclada e incluso sus despensas interiores están llenas de granos de polvo gris de la mezcla…

En el univérsum existe una tendencia muy peligrosa: los advenedizos de mundos inferiores atacan a los mundos intermedios y quieren absorberlos. Es justo lo que ocurrió con la civilización actual.

De esto se deduce una importantísima diferencia en la clasificación: los cosmos superior e inferior . El superior está dirigido por los carabeleros blancos y el inferior está en posesión de los humanoides y sacerdotes romanos. El trono del cosmos superior es el Padre del puro amor, Abbalión, Abba Padre. El inferior está bajo el dominio de Nebró, Yaldabaot, Lucifer.

La escalera de Divinizacion ascendente y la escalera de Diabolizacion descendente.

A continuación presentamos LA ESCALERA DE OCHO PELDAÑOS donde todas las almas y seres tanto buena como malos habitan, es universal: no sólo es propia de la Tierra, sino de miles de otros mundos habitados en cuyas 10 dimensiones de existencia se encuentran todos los seres vivos de la gran multitud de planetas de la Ecúmene. Recordamos que al igual que los espectros de luz, las divisiones y clasificaciones son arbitrarias , hay muchos niveles intermedios al igual que las notas musicales tienen sus Tonos, semitonos y bemoles.

Empecemos desde la cima.

En el camino espiritual de iniciación a los grandiosos Misterios, se va revelando la escalera de ascensión a los cielos, desde el primer cielo hasta el último. A partir de sus niveles reencarnacionales más bajos, hasta los encorpulacionales más altos (de la encorpulación). Y aún más hacia arriba, hasta los celestísimos, y aún más, a los sobre-celestiales, hasta el noveno y hasta el décimo cielo, hacia el trono de nuestro Altísimo, visto con los propios ojos.

     1. El trono solar y la carroza dorada del Padre y la Madre del Amor Puro.

 Cerca del trono supramundial de los Padres Celestiales se ubican sus hijos, los panteones: los hijos de Dios, los cristos y las teoengendradoras, las divinidades en cuerpos inmortales. Son una multitud. Por ejemplo, los eslavos tenían 108 dioses; los cátaros, 150; los indígenas americanos, ¡más de mil divinidades bondadosas! El décimo cielo, el más alto, que se llama lo supracelestial, el trono del Padre del puro amor, rodeado por la multitud de los carros de los ojos bondadosos, de los ungidos solares más altos. El noveno cielo: de la Madre del puro amor (Alma Mater Dei et Humani) y la corona de la Sagrada teogamia, es Sobre-celestial. El carro de la humanización de las divinidades y de la divinización del ser humano, dirigido por todo el conjunto de los mundos, de las organizaciones mundiales y galaxias.

Las esferas altísimas del Padre amante y la Madre bondadosa con sus hijos pilares Inmortales, representan los cielos décimo, noveno y octavo respectivamente. Padre, Madre,  hijos e hijas unidos en un solo corazon solar

       2. Los Teohumanos (bodhisattvas). 

Las divinidades inmortales se encorpulan: los hijos de dios se hacen teohombres (los teoántropos). ¡Es un escalón sumamente importante! El homo sapiens tiene que entender que una vez fue hijo de Dios en el primer y más elevado escalón, pero que bajó al segundo. Los teohombres también son hijos de Dios, pero a diferencia de sus hermanos divinos, que habitan en los cielos, descienden a la Tierra. LA DIFERENCIA PRINCIPAL ENTRE EL TEOHOMBRE Y DIOS ES: EL TEOHOMBRE TIENE CUERPO HUMANO, PERSONALIDAD HUMANA. En él se unen la divinidad y el ser humano.

En este escalón se encuentran los cielos séptimo y sexto (primer grupo), quinto, cuarto y tercer cielo (segundo grupo) y segundo y primer cielo (tercer cielo en el que ya han dejado de ser teohumanos).

A los teoántropos del primer grupo les es propia la Inmaculadez original: la inmunidad suficiente contra el mal mundial, y por ende, contra la muerte, la lujuria, los vicios y las seducciones. Su rasgo distintivo es la inmortalidad

Cada escalón sucesivo descendente supone la desviación gradual de las virtudes de la octuplicidad dorada (sabiduría, amor, bondad, pureza, paz, misericordia, armonía, belleza).

¡Oh, qué grandes dones poseía el hombre en un tiempo!

  1. Tuvo el DON DE VOLAR. En lugar de omoplatos tenía alas. Y no solo volar, ¡en un instante podía trasladarse a los tronos celestiales y observar miles de mundos!
  2. Tenía un GRAN CORAZÓN. Actualmente el corazón del homo sapiens está cerrado, ciego, sordo y mudo: no ve, no oye, no habla. Y en aquel tiempo tenía la capacidad de ver al Padre y a la Madre con sus propios ojos. Poseía el oído espiritual para atender a las voces de la Divinidad, y un gran amor. Un candil inextinguible ardía en su interior: la VELA ENCENDIDA.
  3. El hombre se comunicaba en una LENGUA SILENCIOSA TELEPÁTICA. La sensibilidad era tan alta que no hacía falta el habla externa (que a menudo se convierte en vanilocuencia y en un pancismo inevitable).
  4.  El teohombre tenía el DON DE CURAR CON SOLO UNA MIRADA. No conocía ni las enfermedades ni la muerte.
  5. SE UNÍA CON LA DIVINIDAD, unión que no puede conseguir el ser terrestre actual. El corazón del teohombre estaba ungido para el Aposento nupcial, la Divinidad se comunicaba con él personalmente. Mas para el homo sapiens estos dones están cerrados… 

Y aquí mismo, en el sexto y séptima dimensión o cielos, está el trono de la Iglesia blanca, de la Gran Iglesia de Amor. La característica de los cielos sexto y séptimo es la inmunidad firme contra el mal y la oposición coronada al tentador. Los cielos sexto y séptimo sólo pueden ser alcanzados por los vencedores coronados, es decir, aquellos que han vencido conscientemente todas las quimeras del príncipe de este mundo.

El grupo siguiente de teohombres lo componen los cielos quinto, cuarto y tercero. Lo que tienen en común con los terrestres es el menoscabo repentino de la gnosis, la distinción exacta entre el bien y el mal aquí se pierde, ya comienza algo doble, se enturbia la visión y se empieza a mezclarse todo, sobretodo en el tercer cielo. La virginidad deja de ser eterna y el teohombre bajo seducción y engaño siente cada vez más atracción por los imanes terrenales y sus programas.

Desde aquí arriba (el tercer cielo) es de donde vienen muchas almas al mundo a la tierra. Es más: practican tanto apóstasis como catástasis (descendimiento y ascensión).Aquí es posible la apóstasis (apo-stasia, abandonar y colocarse fuera del seno puro divino, en la aspiración hacia los imanes terrenales)  y al mismo tiempo, desde esta esfera, producirse la catástasis (cata-stasia, catarsis, romper con las ataduras y apegos terrenales y volver al seno Divino, aspiración hacia las esferas Divinas.). Esta es la particularidad de los cielos tercero, cuarto y quinto: la pérdida brusca de la inmunidad contra el príncipe de este mundo. Entonces el Príncipe de este mundo puede arrancar y arrojar a las almas de estos cielos cuando las almas de este escalon ya no salvaguardan la virginidad y pureza, cuando ya no contemplan la escalera infinita de bondad y quieren experimentar otras cosas, un camino de pseudoevolución falsa. 

Estos son los cielos de los que se doblan, se mezclan y entrecruzan distintos destinos. Los seres de los cielos tercero, cuarto y quinto, necesitan especialmente el conocimiento del bien a diferencia del mal. Las almas  están menoscabados y no han alcanzado la perfección. Precisamente uno de los objetivos de la encarnación en la tierra es través del descendimiento a escalones inferiores, el conocimiento y la lucha contra el mal, las almas pueden subir a un escalón más elevado, y ser inmunes al 100 por 100 contra el mal.

En una de las revelaciones Madre Divina respondía a la pregunta ¿Por qué las almas son enviadas al mundo del mal dominante?

¡Atención! !escuchad el misterio de los misterios! ¡Ningún horóscopo ni zodíacos astutos! ¡Ninguna ceguera providencial!

Madre Divina: 

1) ¡La vida sin el mal es la única posible! El alma cometió un pequeño error o mostró debilidad en los mundos celestiales, tropezó. La Sabiduría le permitió una cruz de pruebas para la corrección de los programas bondadosos. Nuestra bondadosísima Señora siempre encuentra una solución maravillosa en circunstancias irresolubles.

En la misma medida en la que el enemigo es pérfido y calculador, la Sabiduría de la Buena Providencia y sus bendiciones conducen providencialmente al bien final. A pesar de la caída, es posible la vuelta enriquecida a escalones incluso superiores.

2) Las almas compasivas piden bajar al mundo cuando ven cómo sufren sus hermanos. Les dejan ir con preceptos y bendiciones. Les espera un camino difícil.

3) Las almas anhelan ascender por la escalera infinita del perfeccionamiento, que en los eones reducidos según los plazos terrenales, solo se hace posible en el caso de descender a los mundos inferiores para llevar la cruz. TANTO DESCENDERÁS, TANTO SUBIRÁS . No existe camino recto por la vertical. Solo el que no deja caer de sus manos la bendita cruz vivificadora puede ascender. La vertical del despegue es imposible sin la horizontal del descendimiento. Lo único que es imposible en los mundos eternos son los estancamientos, el sueño, el entumecimiento-letargo. Los igualan a la hibernación, típica de los reptiles en la cuarta dimensión.

El último grupo se encuentran las almas de los cielos primero y segundo. Se llaman las almas recién nacidas espiritualmente. Son la mayoría de las almas terrenales. Son los bebés espirituales. Han entrado en el mundo encarnacional por las entradas de la corrupción (remodelado de adaptación). Están débilmente dedicados a la Sabiduría Divina.

Por ello necesitan de manera particular y urgente el conocimiento del bien, la gnosis solar, la leche pura de la Madre DIVINA. Suelen caer en las tentaciones y someterse a las trampas del programa del remodelado adaptacional. Según la tradicion cátara, fue exactamente del segundo cielo de donde fueron enganchados dos ángeles hacia el vórtice terrenal. Eran Adam y Lilith, los primeros hombres. El siguiente escalón del remodelado: Adán y Eva. El ángel de Eva desciende ya del primer cielo, aún más bajo. De estos dos cielos inferiores es propia la ignorancia. Permanecen en un sueño, caen en un letargo profundo: tardemá en hebreo. Están lejos del Sol- Padre, de la Madre-Virgen y la comunicación con los hermanos mayores. Empieza la lujuria, el libertinaje y la activación del potencial descendente.

Una vez en el tercer cielo aceptan los modelos de Elohim, las almas vienen a la tierra ya remodeladas. Los neoplotinianos clasificaban a estas almas como filósofos, músicos, religiosos que aun teniendo recuerdo y aspiración hacia lo divino viven en el mundo mezclado.

Yaldabaot consiguió persuadir a una décima parte para que dieran su consentimiento para el remodelado. En ellos fueron sellados los corazones espirituales con sus 144 castillos interiores, a cambio fue modelado, en lugar de los castillos, el fogón del encendimiento lujurioso (el fórnax). No se puede escuchar ni una palabra de esto en los libros apócrifos, ni en el evangelio misterioso apócrifo de Juan, ya que este tema es el más recóndito y de él es mejor que no lo sepan los no iniciados.

El modelado del fogón de arcilla (fórnax) consistía en la recreación de su segundo nacimiento en la tierra hacia la oscuridad.

Lo que se describe en la biblia es precisamente el remodelado de Adaptación  En sus madrigueras fogónicas, el dios de las serpientes y de los dragones (Yaldabaoth) ha insertado su propia imagen con los vicios del egoísmo, de la rapacería, de los ideales irrealizables, de evolución interminable, de racionalismo, de avidez de sangre, de distanciamiento, de aislamiento, de brujería, del odio hacia el padre y la madre, y el deseo de ocupar el lugar del padre y del hermano (como él dijo en su segundo precepto: “dominad sobre toda la creación”).

En este mundo mezclado el poder se lo otorga a aquellos que aceptan sus sellos en su frente y que dan su consentimiento de ser pequeños Yehová –elohim.

Después de la inserción del fogón el demiurgo obsequia con su creación de los siete cuerpos bajos cósmicos: etérico, zodiacal, astral, racional, mental, mimetizador, reptil… Son los sucedáneos de los cuerpos inmortales, son la posibilidad para convertirse en un licántropo.

Estos siete cuerpos  recuerdan a una caricatura del teo-humano solar. Pero ellos, los cuerpos astrales, son muy valorados en las comunidades tecnócratas, y ni sospechan de las sustituciones monstruosas efectuadas en el ser teo-humano que una vez fue original e inmortal.

Añadid a los cuerpos enumerados los miedos, las neurosis y supersticiones religiosas y el último: su propio trono de elohimización, de satanización del reptiloide cosmocrático que se lleva a cabo por la suma de las acciones luciferinas, que se realizan para ejercer el control poderoso sobre las almas (en su idioma llamado “dominación sobre las criaturas terrenales”).

Muchos maestros, gurus y almas espirituales que han alcanzado grados de aprendizaje espiritual en las escuelas religosas de la tierra, al no purificarse y no entrar en el seno Maternal Virginal por completo, acaban sucumbiendo a las sutiles seducciones del Príncipe de este mundo, a placeres y poderes refinados que en definitiva atrapa al alma en otra ilusión y sueños profundos: estados de anabiosis típicas de los mahatmas tibetanos, el nirvana vacío que aleja de los prójimos, poderes extrasensoriales, soberbia espiritual, estructuras paralelas y creación de sectas y grupos aislados, alteraciones de la conciencia y apertura de puertas y contacto con seres oscuros del universo del mal (canalizaciones, sueños lúcidos, viaje astral, tecnocracia, subidas a platillos volantes, subir la kundalini, potenciación de la libido sexual, magia, etc… 

      3. Los terrestres homo- sapiens

En el tercer escalón de la escalera del Univérsum se encuentran los humanos, nuestros queridos hermanos. Ellos son inferiores a los teohombres, dado que pasaron el remodelado de adaptación y acumularon unos hábitos y apegos pesados. El teoántropos se degrada hasta homo sapiens: el ser humano pensante, racional con su doble moral y cuerpos patológicos. Las hipóstasis divinas en los terrestres están borradas, apenas manifestadas. La vela en su corazón está apagada, el fátum se ha acercado de modo inevitable, y el mal ha tomado el poder. 

El ser humano actual es un ser mezclado, que se inclina a la vez hacia el bien y el mal, a la luz y a la oscuridad; que se encuentra en las redes del príncipe de este mundo, predispuesto a la seducción, la ilusión y los placeres.

Se está librando una gran batalla por los destinos de los terrestres. Estos tienen que hacer una elección: descender gradualmente por la escalera y degradarse, o, al contrario, regresar al seno Paternal, en la teohumanidad. Convertirse en divinidades y unirse con los amantes celestiales en los tálamos nupciales: el Padre del Amor Puro, la Madre Divina y Cristo. El Padre se vuelve Novio; la Madre, Novia… Metamorfosis virginales, tan misteriosas, que cuesta asimilarlas en el presente… Enseguida ataca el raciocinio lujurioso: ¿el Padre es Novio? ¿Qué es esto, una perversión?…

Los cátaros nos entregan las llaves doradas de la salvación como regreso de los terrestres a la teohumanidad, la inmortalidad y la alegría de las divinidades. Estamos iniciándonos en los misterios luminosos como iluminados y ungidos.

Continuemos nuestro viaje (esta vez más peligroso). Bajemos un escalón más. ¡Cuidado! ¡No os caigáis!

Hasta aquí hemos visto las dimensiones o cielos desde el primero hasta el décimo ascendente, a modo de resumen:

  1. Primero y segundo cielo – (esferas corruptas normalmente expresadas en los espacios religiosos y pseudoespirituales, valores degradados y alteraciones de conciencia, en la experiencia terrenal representa la vida en la tierra y las salidas al astral de la cuarta dimensión)
  2. Tercer, cuarto y quinto cielos – ( Son las almas custodios Fravati – Fravashi del Avesta Zoroastriano – y una parte espiritual que la persona mantiene a pesar de estar en la tierra, su ser espiritual) . Son Ammieles y fuerzas espirituales habitantes de mundos próximos a la tierra , séquito de luz que colaboran con los terrestres para ayudarles. Muchos de ellos ya vivieron una experiencia terrenal y enriquecieron su depósito divino venciendo a las huestes del mal.
  3. Sexto y séptimo cielo – son los carabeleros blancos, los mártires vencedores y coronados del mal mundial. Pasaron sus ciclos terrenales completos y ascendieron a este escalón después de haber tomado la cruz de Cristo y Madre Divina. Mas de 200 millones de Cristos y Budas grandes y menores que ayudan a la tierra a pasar a su nuevo escalón futuro: la teocivilización
  4. Octavo, noveno y décimo cielos – Son los teohombres de los innumerables Panteones divinos (Indigena, Cátara, Hindú, Eslava, Parta, Templaria, de Hiperbórea, Cartago, Atlantida, Arquetipos originales divinos.. etc), grandes héroes y Divinidades que innumerables veces descendieron a la tierra sacrificialmente para divinizar al ser humano en ciclos teogamicos en los eones pasados y eliminar los malos espíritus en periodos de oscuridad.  Las moradas del Aposento Nupcial del Padre y la Madre del puro amor, Sol de los Soles de infinita abundancia y amor. 

Las trampas del camino espiritual falso y el fondo del infierno

A partir de aquí vamos a mirar a lo amargo,  porque ahora vamos a ver la tergiversación, la inversión,  los espejos deformados, opuestos, copias deformes del original.  Los escalones descendentes, que a su vez son 10 pero hacia abajo. La gnosis cátara no desprecia mirar en la cocina del príncipe de las tinieblas. Es también una iniciación: para que descienda una luz, hay que conocer también todo el mal que procede de las tinieblas.

Y el reino de las tinieblas, el abismo, es el espejo deformado, es el doble negro de los cielos recientemente enumerados. Son los cielos negros de la proyección, de los 10 precipicios sin fondo, trampas en los planetas muertos, con sus 12 signos meridionales zoomorfos del zodiaco y sus lunas: el reino del mal dominante, las civilizaciones conocedoras del mal, Cherenbog (que está en el décimo anti-mundo). Desde allí, desde los inferiores, se envían los arcontes negros, imitadores de las acciones divinas. Entradas prohibidas, el fondo del abismo.

A partir del primero hasta el tercero hacia abajo son las trampas de sheol (primero, segundo y tercer antimundos): las almas arrastradas a los destinos de ultratumba de Elohim. Es el mundo astuto del seductor, de Satanás.

Los cátaros enseñaban a los neófitos sobre las tres principales trampas en las que pueden caer las almas no purificadas del mal en su camino espiritual:

  1. La primera trampa es la venida a la tierra por las entradas prohibidas, haber pasado el remodelado de adaptación con sus modificaciones corruptas. El remodelado de adaptación no es el pecado original, sino una modificación temporal y superficial de los compuestos del hombre, de las que se puede vencer y liberarse. La mayoría de los terrestres han caído en la trampa y sus experiencias manifiestan el estado doble del ser: bueno y malo, géminis con su dobles caras, potencial divino pero también potencial maligno, etc. No es unívoco para todos ya que muchas almas luminosas voluntariamente vienen a través de estas trampas para vencerlas y ayudar a los demás, no por experimentar nuevas posibilidades.
  2. La segunda trampa es estando aún en la tierra multiplicar aun más el remodelado de adaptación cayendo en los cielos primero y segundo corruptos (las religiones, sectas, prácticas de la nueva era y todo tipos de expresiones no purificadas del camino espiritual, adherirse a un gurú con luz robada y dedicarle su vida aprendiendo sellos malos)
  3. La tercera trampa se da después del tránsito y es a donde caen la mayoría de los religiosos y falsos maestros o caminos espirituales, un paraíso falso del cual solo Madre Divina y el Ungido puede sacar. Todo parece igual que en el paraíso pero en realidad resulta ser un holograma vacío.

Los niveles del primero al tercero encierran a los conocedores del mal en sus distintos grados, según el término de madre Eufrosinia. Es decir, que han hecho un pacto particular con el padre del mal: en sus días terrenales practicaban anti-gnosis. Es decir, una desintegración del núcleo del mal, multiplicación de la radiación en los castillos interiores ( en vez de unirse, se separan en dogmas y prácticas que anestesian los órganos espirituales auténticos).

El rasgo distintivo de estos niveles del abismo son los radionucleoides, los hiroshimas, fukushimas, chernobyls. Son embudos llenos de mal, los aspectos oscuros de la luna. Estas esferas están pobladas por los elohímicos, por los cosmistas oscuros. Y en ellas predominan los demonios aéreos. Por eso, uno de los protectores de estas esferas es Samael, el colaborador de Satanás. 

Samael se considera el protector de estas tres niveles y esferas subterráneas. Muchos de quienes han caído en estas trampas, aspiran a volver a la  normalidad y al camino espiritual ascendente. Los que están en el sheol quieren volver a la tierra y les dejan pasar, ya que la posibilidad de arrepentimiento para las almas que se han encontrado en la tercera trampa no está excluida: sí que pueden liberarse. Igual que se puede caer de los cielos primero y segundo (caminos espirituales terrenales falsos), también se puede volver a la Tierra desde los antimundos . No está excluida su posibilidad de liberarse del abismo, claro, comprenden que no es más que el cielo invertido, un espejo deformado, y quieren volver a casa. Necesitan el gran recobro de vista, la catarsissegunda conversión y el arrepentimiento profundo, hacer una brecha.

      4. Los híbridos. 

A partir de aquí se dan la cuarta y la quinta trampa. Las modificaciones y el robo de los restantes compuestos divinos y humanos. Hombre tecnocratico, biorobot, mezclado y modificado en laboratorios.

A través de manipulaciones etéreas a los terrestres, se obtenían  placeres y fuerzas sucedáneas. Por ejemplo, uno de los escalones de remodelado fue la animalización: el humano degradado en hombre-animal. El robo de la perla de la divinidad da paso a la degradación de la humanidad, pero el hombre no puede convertirse de homo sapiens a demonio de la noche a la mañana. No quiere ser reptiloide y renuncia a volverse siquiera hombre reptil. El tozudo demonio le ofrece una alternativa: un híbrido de humano y animal.

Primero le extraen lo divino (los dones de lo alto tales como la telepatía, la telequinesis, el don de ver a la Divinidad, de unirse con la Divinidad) y luego le ofrecen sucedáneos

Por raro que parezca, saquear lo divino resulta más fácil que saquear lo humano. El homo sapiens, sometido al modelado diabólico (como si hubiese aprendido esta primera ‘lección’), instintivamente comprende que hace algo incorrecto. Por los placeres pagó con su propia divinidad; pero ahora se resiste desesperadamente, no quiere perder también lo humano…  El maligno lo comprende y, especulando sobre dos hipóstasis del ser humano, lleva a cabo las inyecciones de animalización. Lleva al ser terrestre a un ovni y elabora para él mezclas explosivas.

 Es así como aparecen los híbridos: un hombre con bigotes de gato (muy sensible al mundo astral) o con cabeza de perro (puede leer los pensamientos). Desde la perspectiva de los humanoides esto es un perfeccionamiento del ser humano. “¿Acaso no quieres, hermano nuestro —decían los ‘grises’ en los ovnis predestinados para las operaciones etéreas—, tener la sensibilidad del gato y el don de la telepatía del perro? Si quieres, podemos modelarte como un fascinante híbrido. ¡Tendrás la cabeza de perro o de gato, y el cuerpo humano! Sé hombre-gato, hombre-perro.

¡Lo humano se preservará, pero la sensibilidad hacia el mundo astral, la cuarta dimensión, se multiplicará!’.  El hombre-animal se vuelve sensible a la cuarta dimensión, la astral, que los humanoides presentan como superior. Y, por desgracia, está cerrado el acceso a la quinta: la dimensión de las divinidades solares y de las beatitudes inenarrables. Así es como por medio de la participación diabólica la unión lujuriosa con ellos se convierte en mezcla. Tras los cruces en los ovnis, surgieron poblaciones enteras de seres vivos semejantes: centauros, hombres-monos… También existieron otras tergiversaciones híbridos (los dioses egipcios Ra y Horus se representaba con cabeza de halcón), los chamanes incitan a la adopción del espíritu Totem animal. Uno de los espíritus híbrido más peligros es Minotauro ( la mezcla entre un tauro con sus instintos agresivos y lujuriosos con el ser humano)

Incluso ahora, en algunos lugares y laboratorios subterráneos, en cuevas, hay experimentos de  hombres con cabeza de águila o caballo… ¡Oh, qué tentaciones! ¿Qué tipo de seres están ante nosotros? ¡Saben hablar el idioma humano! ¡Pero, qué degradación! ¿Cómo fue esto posible? El híbrido del supuesto “dios yahve” con el ser humano (RA) fue la causa de la aparición de muchas otras mezclas, incluidos los seres desdichados citados anteriormente.

Con la pérdida de los CONes en el homo sapiens se degrada el principio humano. Ocurre una degradación mayor que la del descendimiento del escalón de teohumano al de homo sapiens. Se pierde el CON: una de las nociones fundamentales más antiguas del catarismo espiritual y del bogomilismo.

El CON es el nervio espiritual de la conciencia Divina, la cordura y la perla injertada en el corazón de cada uno de nosotros.Se pueden encontrar más de cien palabras con la raíz –con: constitución, constelación, continuo, convivencia, concilio, confianza… Los CONes están insertados como perlas: los códigos internos de la conciencia, la constitución interior.

El remodelado de adaptación dañó el principio del CON y puso en marcha sus sucedáneos. Apareció la LEY: los diez mandamientos de Moisés, la legislación de Licurgo, los areopagitas griegos que observaban el cumplimiento de las leyes, etc. La Ley es precisamente lo que está al margen del Con, es precisamente aquello que no necesita el ser humano, quien tiene el principio inmortal de la conciencia espiritual que prohíbe el mal y conduce hacia el Bien y la Luz. 

 Con la pérdida del CON, la esencia humana en los homo sapiens se degrada. Un hombre-asno o un hombre-cerdo está privado del CON que da al ser terrestre la posibilidad de subir al escalón del teohombre. A los híbridos les prometen unas nuevas posibilidades para la ‘perfección’, pero a medida que el hombre se va transformando en animal, los ‘grises’ (los cardenales, los demiurgos) empiezan a tratarlo como carne de ganado. Sugieren que el centauro es el siguiente escalón de la evolución después del homo sapiens. ¡Qué mentira tan abominable! 

 ¡¡¡En realidad, el humano se deshumaniza y se animaliza (!!!). (Y al contrario, en quien está recuperada la criptografía de la conciencia espiritual, se diviniza). El teohumano, en un tiempo inmortal, gradualmente se transforma en ‘grises’, al híbrido se le sugiere que tendrá ciertas superioridades y gozará de ciertos placeres.

Por desgracia, son las superioridades y los gozos del mal.

Desde la perspectiva Cátara no es que el animal sea un inferior a un ser humano como ser digno, al contrario pueden tener valores y conciencia espiritual más conservadas que el humano, son nuestros iguales que están viviendo también sus experiencias terrenales buscando la divinización. Los pasos imprevisible de la sabiduría son misteriosos y a veces un animal es mejor maestro que un vecino. La relación y el aprendizaje con los animales se da en otro orden de cosas no a nivel fisico o eterico, sino virginal, espiritual, sellos como la humildad y el no rencor de un perro, la paciencia y sosiego de una vaca, nobleza y fidelidad de un caballo… etc. se expresan en las esferas superiores no mezclandose con ellos.

Bajemos un escalón más.

    5. Homo-reptil.

Se refiere a las furias, las sirenas y los monstruos a semejanza de la Medusa Gorgoneion, la mujer capaz de matar con la mirada, la que en lugar de cabello, en su cabeza tiene serpientes. El escalón de homo-reptil, así como sugieren los habitantes de los ovnis, es más atractivo que el de homo-animal.

El  nivel quinto de esta escalera nos lleva al fondo del infierno. Los grifos tartáricos obscuros, las almas que se alimentan con sangre humana. Los tartáricos no son espíritus redimibles, son ya espíritus del Tártaro. Aunque quisieran arrepentirse, estos magos y brujos no podrían. Conocedores del mal y demonios encarnados.

   6. Los reptiles

Los reptiloides son los seres privados del principio humano: serpientes, cocodrilos, ictiosauros. A diferencia de los homo-reptiles, no tienen el CON de la conciencia en absoluto. … 

Los extraterrestres existen pero no son nuestros aliados, sino seres privados de conciencia humana, les es más propio la ratio y el cálculo frío que los sentimientos humanos.

Después, en los niveles sexto y séptimo está ya la quinta trampa.  Los arcontes terribles y tentadores: arcontes, papas, inquisidores, magos, brujos.

    7. Los humanoides 

Si a los reptiloides les queda un poco de la Madre Tierra (se arrastran), los humanoides están privados de lo divino, de lo humano y de lo terrenal. En el escalón anterior, antes de transformarse en humanoides, los desdichados intentaron desesperadamente recuperar su aspecto humano. Entendieron que habían sido degradados y quisieron parar la subsiguiente degradación

Entonces a los antiguos humanos, degradados hasta el sexto escalón, les ofrecen el modelo de humanoide; una seducción incluso para los reptiles. Les convencen de que los humanoides tienen el potencial de inteligencia más grande que el de los humanos, tienen tecnologías que superan las terrenales en miles de años, etc. Una vez que da su consentimiento, el reptil se va degradando más y más, y finalmente cae al último escalón.

    8. Los demonios

¡Agarraos, no miréis abajo! El fondo del infierno. La lujuria sube en forma de nubes, el tantra (se acoplan las serpientes): lujuria continua, de veinticuatro horas. La oscuridad completa. Hipnosis.  Los niveles octavo y noveno: los arcontes de los planetas muertos. Por ejemplo, Cristo romano o María romana, son hologramas mimetizadores. El antimundo son los imitadores. Si Cristo está en el octavo cielo, aquí en su antípoda, está el anticristo romano. Son los mimetizadores, los tergiversados.

El nivel 9: Samael, Leviatán, Sataniel o Satanael, son los demonios del remodelado adaptacional. Y en el nivel 10 ya está el dueño del mal: Ahriman, Satán y su trono de los 12 signos del zodiaco en los planetas muertos.

¿Quién amenaza hoy al mundo? 

No son las brujas, como creen los inquisidores, ni los masones ni los hebreos, paganos o terroristas los que tienen amenazada a la humanidad, tienen su secundaria participación.. Esto es solo una falsificación impuesta por los medios de comunicación. Los verdaderos enemigos de la humanidad son los hijos de la oscuridad, los humanoides de color gris, forasteros inesperados. Los ‘grises’ son el escuadrón de la muerte, Siervos de Satán (SS). Los de las ‘SS’ siembran la muerte, quieren aplastar definitivamente al hombre, esclavizarlo y exterminarlo. Ese es su objetivo final. Y lo hacen con la llave negra de la seducción por medio de los placeres y la ayuda tecnológica. 

A cambio, extraen la perla de la divinidad, quitan la salud, el don de la creatividad, la vida eterna… Hasta que al final, a los seducidos les espera el desierto atómico y la muerte eterna… Los humanoides actúan a escondidas (una de sus ventajas transitorias), pero el hombre está al descubierto, y es más fácil abatirlo con armas psicotrónicas, con balas, hechicería…

En 2006 la Juan de San Grial aceptó la revelación de los Inmortales cátaros en Peyrepertuse:

“Ofrecemos a nuestros hermanos terrenales las llaves doradas para la salvación, la divinización y la victoria sobre las fuerzas del mal, que actúan manifiesta y ocultamente en el mundo, escondiéndose detrás de sus adeptos. La batalla consiste en quién va a gobernar al mundo: la luz o la oscuridad, el bien o el mal, el amor o la muerte. Habrá una batalla por cada alma: hasta el último aliento.

 Para nosotros la victoria está garantizada ya en el presente: ¡bajo el amparo de la Generalísima los caballeros de la virginidad eterna no pierden nunca! Nos esperan batallas durante los próximos 100 mil años, hasta que el mal desaparezca definitivamente de la faz de la tierra. En pos del amanecer del sol espiritual, el principio de la época sin mal anunciada por nosotros se alzará hasta el cénit y vendrá el florecimiento de la Edad de Oro”. 

El catarismo del siglo XXI le quita toda la fuerza al mal. ¡Los cetros de gradulación para gobernar el mundo los tienen los iniciados de San Salvador Verdadero! ¡El Santo Grial está encima del mundo.

Subid al barco blanco queridos hermanos y hermanas. Luchemos juntos contra el mal interior! 

Fuente extraída de las enseñanzas de los pergaminos cátaros, para más información véase:

1. Juan de San Grial EL TIEMPO DE LA IGLESIA BLANCA: Los teogamas del bogomilismo VI 2012–2014

 https://cataros.org/product/el-tiempo-de-la-iglesia-blanca/

2. Juan de San Grial. Bogomilismo

https://cataros.org/product/bogomilismo/

3. Juan de San Grial. Astrología de las constelaciones bondadosas

https://cataros.org/product/astrologia-de-las-constelaciones-bondadosas/

 

Quizas también te interese leer…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *