Ha llegado el tiempo de cambiar

Administrador

3 mayo 2020

¿Qué está pasando en el mundo? ¿Qué está pasando en los corazones?

Muchísima gente en la tierra ya venimos pensando y viendo que el ritmo de vida que llevamos no es bueno: el compra-paga, vende, estrés, competitividad, materialismo y egoísmo está sobrepasando los límites. 

Hace unos 10 años leímos una carta escrita de un padre boliviano a su hija que iba a nacer, era de una comunidad indígena y le decía muchas cosas preparando su alma para encontrarse con este mundo, y una de las cosas que le decía era que el mundo occidental estaba perdiendo el AJAI, refiriéndose al alma, el AJAI, EL ALMA. Eso nos tocó profundamente y nos hizo reflexionar sobre nuestro modelo de vida, y comprendimos que su visión y sentimiento era verdadera.

La Madre Celeste dijo que la principal razón por la que el mal puede entrar en la tierra es porque la humanidad se ha distanciado y olvidado de su Madre del Cielo. Cuando un niño se aleja de su madre corre peligro. Nos creemos que sabemos todo en este mundo hiperconectado, pero esta pandemia nos ha demostrado lo vulnerables que somos.

El mal golpea cuando perdemos el escudo del bien, y nosotros hemos perdido el sentido y el camino de la vida auténtica. La supuesta evolución y tecnología no está mejorando nuestra calidad de vida; ahora se trabaja mucho, se gana poco, las hipotecas y los pagos de las facturas consumen el tiempo de la vida, la vida pasa y no crecemos espiritualmente en la creatividad, en la alegría de compartir sino que se van cerrando nuestros corazones por el estilo de la vida que tenemos. La tecnología y las pantallas electrónicas, móviles, tablets, internet está cambiando y mutando todo lo conocido hasta ahora y el ser humano se aboca hacia un camino desconocido y lo peor de todo es que nadie sabe el destino, ni parece que pueda cambiar el rumbo.

Ahora bien, son muchos los artículos que desde aquí ya hemos realizado intentando aportar luz, discernimiento y la visión del bien para cambiar el destino de nuestras vidas y nosotros seguiremos invitando a la gente a conocer y pedir ayuda de la divinidad maternal, la Diosa Virgen Madre, que no cesa de hablar al mundo, que lleva decenas de años hablando de los últimos tiempos (no la destrucción del mundo sino los últimos tiempos) y primeros tiempos de la nueva civilización, el gran cambio de época. Y vamos a apoyar a toda la gente de la tierra con la gran esperanza de que no estamos solos, que Ella, la Reina Señora Diosa Virgen Madre, está VIVA, que se revela más que nunca ahora y quiere devolver a la humanidad al camino auténtico de la Sabiduría ancestral, al Amor auténtico fraternal, la Bondad sobrepasante y la Pureza Perfecta sin ningún mal.

¿Y qué hacer? ¿cómo cambiar nuestro modelo de vida? Os vamos  a poner un ejemplo, el viernes día 6 de marzo, cuando la pandemia del coronavirus empezaba a sonar más fuerte, antes de la famosa manifestación del 8 de marzo, por la tarde fuimos a dos supermercados y nos llevamos una sorpresa, las estanterías de la carne estaban completamente vacías, no había absolutamente nada. Esto ya nos dice mucho, ya que había comida de todo excepto carne.

Consecuencias físícas y espirituales sobre el consumo de carne

El ser humano es mamífero, no es carnívoro ni necesitamos la carne para vivir. Está demostrado que hay comida suficiente para alimentar a toda la humanidad del planeta. Pero el 70% del grano cultivado a nivel mundial se destina para alimentar a los animales (cerdos, vacas…) que después nos comeremos. 815 millones de personas padecen de hambre y sin embargo nosotros destinamos el 70-80% del grano mundial a los animales que después acaban en nuestros menús.

¡¡Una absoluta locura e incoherencia!!

 Y aquí otra pregunta ¿Por qué el sistema o modelo de vida nos enseña a comer carne?¿ No será que estamos educados desde niños por un modelo que nos mantiene esclavos y dormidos espiritualmente? Creemos que sí, es una hipnosis para disminuir la divinidad del ser humano. Es un modo astuto, pensado y calculado para perpetrar un modelo que enferma al hombre y enriquece a la élite.

Podemos ayudar a nuestro planeta, a nuestra salud, a nuestra conciencia y a millones de animales inocentes que mueren sacrificados cada día para que nosotros los comamos.

Ya está demostrado científicamente por cientos de estudios que el hombre no necesita comer carne, que lsu proteína se puede conseguir con otros alimentos.

Se sabe que algunas de las comunidades más longevas del planeta tienen una dieta vegetariana y llegan a vivir hasta 120 años, dado que no tiene que desgastar tanto el cuerpo en deshacer la proteína para volverla a formar.

La OMS ha publicado que la comida de carne puede producir cáncer. Para que esto lo diga la organización mundial de la salud ya tiene que ser grave. Pero el ser humano no es tan fácilmente manipulable como lo parece a simple vista, y erradicar una costumbre que la sociedad ha aceptado es muy difícil y costoso (por eso serán años lo que costaría que la gente dejara la carne). En este aspecto se podría decir que los gobiernos mundiales no pueden hacer algo de modo brusco o repentino porque la sociedad no lo aceptaría inmediatamente, se necesitan muchos años de concienciación para conseguir modelar en masa. Por ejemplo: la ideología de género se escuchó por primera vez a mediados del siglo pasado. En ese entonces todos los países del mundo la rechazaron y estaban en contra. Unas decenas de años después, (tras muchos programas, publicidad y esfuerzos de la élite) la gente comenzó a aceptar. Pero ha costado 80 años!!! Igualmente, después de esta pandemia todos estaremos más preparados para aceptar los chips, que desaparezca el dinero metálico… Pero para ello ya llevan preparando años y años. Lo hacen de tal manera en la que al final todos digamos: «sí, sí, queremos el chip, lo necesitamos. lo aceptamos». Imaginaos lo que sería para ellos que toda la humanidad dijera que NO. Sería un fracaso total de sus planes, por ello saben cómo utilizar sus estrategias para convencernos de sus objetivos finales.

Volviendo entonces al tema de la carne decir que ha sido denunciado por muchas organizaciones no gubernamentales que la industria de la carne es muy perjudicial para la sostenibilidad de nuestro planeta por la cantidad de agua que se necesita. Os daremos dos datos principales, por ejemplo: EEUU es uno de los principales productores de carne del mundo y la crianza de animales con este fin utiliza el 56% del agua de los Estados Unidos y criar animales para la alimentación produce más emisiones de gases de efecto invernadero que todos los coches, aviones y otros medios de transporte juntos.

La mayoría de los animales saben que van a morir y mueren con miedo, ese miedo también lo comen las personas más todos los antibióticos y vacunas que hoy en día se ponen a los animales. 

Hagamos un grato favor a nuestra casa llamada tierra, dejemos de matar y comer animales.

A continuación compartimos unas palabras muy importantes de la Madre Divina refiriéndose a este tema: 

[…] “Dos terceras partes de las bacterias y virus desaparecerían de la Tierra si la gente se limitara a la comida vegetariana, como es costumbre entre los seres bondadosos que habitan la Tierra y otros mundos buenos. Comer carne es uno de los males más pesados, flanqueado por la lujuria y el asesinato, injertado a la humanidad ciega por parte de los humanoides.”

“[…] A los que comen carne les esperan enfermedades graves. Resulta diez veces más complicado ayudarles en una situación crítica. Son “devoradores de cadáveres”….tal vez esta definición les haga entrar en razón.” 

Queridos amigos cuando leímos estas palabras comprendimos más profundo la seriedad del asunto, Ella ha utilizado este lenguaje “devoradores de cadáveres” para que la gente y almas despierten… 

Ya Cristo dijo:

“No matéis ni a hombres ni a animales, ni siquiera el alimento que llevéis a vuestra boca. Pues si coméis alimento vivo, él mismo os vivificará; pero si matáis vuestro alimento, la comida muerta os matará también. Pues la vida viene solo de la vida, y de la muerte viene siempre la muerte.”

Entre nosotros también hay quienes comíamos carne y después de dejar de hacerlo podemos decir que cambia la percepción de la comida, te sientes más ligero y ayudamos a mejorar nuestro mundo.

Pero hay más y lo más importante según las revelaciones de la Diosa Virgen Madre y es que la raza humana cometiendo estos crímenes sobre los animales, se infringen los estatutos de mundos buenos y abrimos las puertas al mal, nos quedamos indefensos a que otros puedan hacer lo mismo con nosotros. 

En otra revelación dijo que cada animal procedía de un planeta diferente y el objetivo es el enriquecimiento de la tierra como planeta y diversa fraternidad. Ahora la auténtica evolución es preservar la vida de los animales y de los humanos. Nos dijo que una de las llaves de oro para la victoria sobre el mal mundial era:

[…] (4) “el no matar: el comportamiento pacífico, el vegetarianismo, el arrepentimiento profundo de la matanza de buenos seres: animales, aves, peces…”

Y añadía que  “Cuando esta y otras siete llaves enumeradas estén aplicadas, ocurrirá el cambio casi instantáneo del orden mundial. La Tierra se transfigurará y se revelará la Nueva Edad de Oro.”

Industria del azúcar 

La diabetes es la octava causa de muerte en el mundo,  es culpable de 1,5 millones de muertes cada año. Pero otros 2,2, millones de muertes anuales están vinculadas a los altos niveles de azúcar en la sangre. Los refrescos, los dulces empaquetados, miles de productos con azúcar, reducen nuestra calidad de vida, salud física y salud espiritual.

No debemos  esperar a que políticos o gobiernos tomen medidas sobre esto, no lo harán.

Tecnología 

Otro gran problema es la tecnología digital que está provocando un importante estrés en la vida de la gente y ante esto debemos aprender a utilizar responsablemente esta maquinaria, dar ejemplo y educación a los más jóvenes, tener la cultura del diálogo y propuestas creativas, fuera de este mundo digital cuyo objetivo es que el hombre sea totalmente dependiente de esta forma de vida.

También unas palabras de madre Divina al respecto:

“Los planes de los humanoides fracasan por una única causa: el teohombre conserva su potencial divino a pesar de cualquier caída y no está sujeto a la digitalización, la conversión en una máquina”.

Y ahora estamos viendo cumplirse estas palabras. Esta pandemia parece que nos separa, que nos aísla. En sus planes siempre está la separación, sin embargo, ahora estamos más unidos que hace un mes, todos, no solo españoles, sino toda la humanidad. Es un total fracaso de los humanoides y una victoria de la fraternidad. Son cientos las personas que salen a los balcones a cantar a sus vecinos, los que se ayudan unos a otros en los bloques de vecinos, que salen a aplaudir a sanitarios y a toda la sociedad. Es una derrota estrepitosa de ellos. Incluso ahora la gente está más preparada para escuchar el verbo de la Madre Divina. Ayer unas compañeras dieron una charla vía internet y la gente pedía: “leed más la Palabra de Ella.” “¿Podéis más leer lo que Ella dice…?”. Durante siglos se le tapa la boca y ahora la gente pide más escuchar Su voz.  

 ¿A donde nos lleva esta crisis?    

¿A la eliminación del dinero, por qué ahora todo te puede contagiar? ¿A guardar distancias concretas con las personas por riesgo o miedo de contagio? ¿a separarnos unos de otros? Son muchas las preguntas que ahora surgen.

Pero la Madre Celeste dice NO. Dentro del hombre está escondido el potencial divino, el ser fraternal y amistoso, el poder del amor verdadero por los seres humanos, el del servicio y ayuda a la gente; no podrán doblegar a los seres humanos porque así es como nosotros lo deseamos y la Reina Celeste bendice:

“No perdáis ni por un minuto la sensación de ser guiados por Mí, a pesar de todos los abandonos y estados pesados. La Guía-Odighitria es vuestra Nueva estrella de Belén. Os guío por el camino más corto de todos los posibles. Encomendaos a mí, no solo en las horas de beatitudes, sino también en las horas del abandono. La batalla y el desierto es una prueba de fidelidad para el Caballero y la Mujer mirrófora.  Recordadlo y no os desesperéis. Así debe ser. Aprended a alegraos también en los sufrimientos. ¿Acaso no es uno de mis nombres más antiguos?

Amigos, es un misterio muy grande que, después del abandono, soledad o pérdida, estos estados que son totalmente espirituales, la presencia de la Divinidad puede ser mayor, algo nuevo comienza. Es así como debemos de ver y sentir esta crisis mundial. A pesar de todo, no perder la esperanza, la fe, la alegría, el buen humor y pedir a Ella que comience hacer presencia en vuestras vidas, Ella puede ayudar más que nada en este mundo pero es necesario invocar a Ella, llamarla y uno de sus nombres en el templo intergaláctico de la Paz es Alma Mater Dei et Humani, que significa: Madre que nutre a divinidades y humanos.

Ella ha dicho en muchas revelaciones: “antes de que os deis cuenta el mundo cambiará ante vuestros ojos y comenzará el periodo de las pruebas, las elecciones hacia el bien. Hay que rechazar y reducir el mal al mínimo.”

Ahora hemos visto que mucha gente hace acopio de comida por miedo, es verdad, no se puede negar que hay miedo, pero también hay que superar este miedo sabiendo que no estamos solos, que hay vecinos, amigos, asociaciones, sanitarios, buena gente que no te abandonará y sobre todo la oportunidad de recuperar el diálogo con nuestra Madre del Cielo que no cesa de enviarnos señales de amor y amparo.

Sí,  ahora todos estamos en cuarentena, pero no abráis las puertas a la soledad y al pánico, buscad alternativas, leer, escribir, cantar, llamar a la gente querida por teléfono.. Preguntar cómo están, pedid ayuda si lo necesitáis, muchas personas están deseosas de poder ayudar, hacer cosas en casa que siempre quisisteis  y nunca pudisteis por la limitación del tiempo.

Uno de nuestros principales trabajos en la asociación cátara es la traducción de los textos-revelaciones al castellano, en nuestra pequeña editorial tenemos unos 10 libros de valiosísimas revelaciones donde poder encontrar las respuestas a infinidad de preguntas y, lo más importante, encontrar la paz y sosiego en el interior, saber que vamos por buen camino y que estamos guiados desde lo alto, por esto os invitamos a entrar en los misterios y milagros de la lectura del Verbo de la Reina Celeste, podéis encontrarlos en esta misma página en el apartado de Ediciones.

El ser humano es grande a los ojos de la Sabiduría pero debemos de cambiar todavía muchas cosas, tenemos grandes retos que superar como gran hermandad mundial, superar nuestro modo de pensar, superar barreras de lo ya establecido por tiempo y dogmas, superarnos a nosotros mismos y descubrirnos como nos ve el cielo, por eso es tan importante la Madre Divina, ¿cómo no hablar de Ella? Cuando Ella guía el alma está tranquila y confiada, todo en nuestro interior comienza a cambiar y un nuevo niño divino comienza a despertar en el interior. 

Los hombres, las religiones, hablan de la gran hermandad mundial, de la tolerancia, de construir un nuevo humanismo y nueva educación, ¿pero cómo se puede construir un mundo nuevo sin la Madre Divina? No es posible, la necesitamos, caeríamos en un error fatal al apartarla de nuevo.

Escuchad Su palabra:

“ Hablo tanto, hablo sin parar como señal de la elección de la Tierra como mi reino. Y ofreceré incansablemente mis mensajes hasta que la Tierra se moleste en sacudir el polvo del pasado y elevar su mirada hacia el mundo celestial. Vengo del Reino de cien mil soles para solarizar la Tierra con la luz indecible y anunciar la Edad de los celícolas terrenales.”

“Dejad los prejuicios del pasado. Llenaos de valentía para nacer de lo alto. Reconoceos niños llenos de inocencia infantil y ausencia de rencor. Aceptad nuevos modelos. Preparaos para el encuentro con la Reina Celestial. Como nunca antes, se os brinda la oportunidad de hallar el sentido supremo de la existencia, de ver el mundo empíreo, estando en la Tierra, y vivir eternamente.”

“Los nuevos tiempos requieren mis nuevas apariciones y nombres. Hoy desde la altura del Trono sobrecelestial, proclamo la Edad de la Diosa Virgen Madre, vuestra Reina Señora. Proclamo el milenio de la vida sin pecado ni mal para la gloria de Nuestro Padre Bondadoso, Cristo, la Reina Celestial y el Concilio de los nuevos mártires reunidos bajo las banderas del Segundo Gólgota. Los que escuchen las voces de la Reina Celestial experimentarán beatitudes celestiales y entrarán en mi Aposento. Miles de mis apariciones no están consignadas en ningún sitio o están borradas. Llegaba con la imagen de una simple campesina o de una enfermera a los campos de concentración de Kolymá en Rusia. “

“Bienaventurado es aquel al que he dignado con mi visita. La luz que se emana de éste se convertirá en la cruz de la beatitudes.

Paz a vuestros corazones!”

Quizas también te interese leer…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *