La amundanidad cátara

Administrador

8 febrero 2018

 

Los cátaros somos amundanos. ¿En qué consiste esta amundanidad? Es un estado espiritual  que se cultiva en y con nuestra práctica. En su calidad de ‘estado espiritual’ es independiente de factores exteriores; se va construyendo en el interior de la persona a medida que adquiere una madurez espiritual y en el mismo grado en que se va acumulando espíritu claro.

La amundanidad permite que las condiciones externas se trasladen a un segundo plano; las convenciones sociales, los condicionamientos y las leyes terrenales en su sentido amplio (como el consumismo, materialismo,…) dejan de importar tanto. Pero… ¿de algún modo esto significa que despreciamos lo exterior?,  ¿que para ser amundano hay que retirarse del  mundo? ¿O tal vez que no aceptamos el progreso? ¿O que ignoramos la situación a nuestro alrededor, que somos impasibles? NO, en absoluto. Los cataros vivimos y estamos en el mundo actual, interactuamos con la sociedad, con personas de todo tipo de condición. Para el cátaro la fraternidad  abarca a toda la humanidad. Sin embargo, ese mundo ‘exterior’ en el que vivimos no conforma el factor principal que condiciona nuestro  interior. En este sentido, podéis imaginar la gran libertad de espíritu que proporciona la amundanidad, a la vez que es un escudo y protección contra las fuertes influencias que ejercen todos los medios de este mundo.

Toda nuestra práctica externa (como la ablución, la contemplación, las postraciones, la catarsis, la oración plástica, el consolamentum… ) está a disposición y al servicio de lo interior. No hay protocolos, no hay dogmas ni esquemas. Cada persona es única y precisa de una práctica y guía personalizada para obtener buenos frutos. La práctica sólo tiene sentido si produce una mejora interior, y es fácil comprobar si realmente esto se está dando. Basta con observar si en nuestro interior se producen o no buenos cambios, de manera profunda y permanente y en la dirección deseada; y si no, cabe preguntarse la razón.

A diferencia de lo exterior, que es perecedero, nuestro interior es eterno y obedece a estatutos universales. Si estamos demasiado fijados en lo exterior, y esta es la propuesta que nos ofrece el mundo y la sociedad actual, nuestro interior inevitablemente sufre.  Se produce un desasosiego casi permanente y un sentirse dividido. Con la amundanidad se nutre nuestra parte eterna, y la persona que está nutrida puede ser alegre, cordial y transformar todas las situaciones adversas para bien.

Pero los cátaros no sólo perseguimos vivir amundanamente, sino amundanamente en tres dimensiones.

  1. En el pasado: recuperamos el estado primigenio del ser humano, su naturaleza verdadera y original, y devolvemos a la gente el espíritu de la rama bondadosa de la humanidad.
  2. En el presente: vivimos y servimos al prójimo día a día, proponemos soluciones a problemas cotidianos actuales enfocados siempre desde una comprensión espiritual.
  3. En el futuro: en nuestro entorno, en nuestras comunidades y con la gente, nos relacionamos partiendo de que la vida es posible en la bondad. En un mundo aparentemente contrario a las virtudes y categorías que promulgamos —la sabiduría, el amor, la bondad, la pureza, la paz, la misericordia, armonía y la belleza— logramos instaurarlas firmemente. Empezamos cada día construyendo el MAÑANA, no desde la teoría o como algo virtual, sino desde cada acción. Definiendo a cada momento la dirección del corazón, habitando en esa esfera futura y venciéndonos a nosotros mismos.

 

Quizas también te interese leer…

8 Comentarios

  1. pepe

    me encanta

    Responder
  2. Mirrofor

    Que inspirador!!
    Ser no de este mundo es gran hazaña. ¿Quien vive enteramente dedicado al Buen Principio, enteramente en el servicio desinteresado?. La amundanidad despareció de los caminos espirituales incluyendo las mismas religiones, veo que todo esta mezclado con el orden de este mundo y se cayo en su automatismo y virtualidad.
    Gracias que el Dios Bueno nunca nos abandona (porque vemos que hay dios malo). Siempre hay buena gente amundana y pura llevando su cruz a pesar de ser perseguidos y calumniados

    Responder
  3. Sofía

    ¿Cómo sería vivir en una sociedad amundana?

    Responder
    • María

      Una buena pregunta, Sofía. La amundanidad propone una vida en la que es posible que se despliegue el potencial divino del ser humano porque la persona no ha de traicionar su conciencia día a día, hasta romperla, sino lo todo contrario. En una sociedad amundana las relaciones se construyen sobre la esencia espiritual, sobre lo imperecedero, que para todas las almas es UNO, y por tanto es una vida en una unión profunda. Una sociedad con la conciencia divina despierta y en unión, está libre de miedo y por lo tanto, libre de destrucción. Hubo ejemplos de estas sociedades en civilizaciones que vivieron en paz y que ni conocían que era el odio y la violencia.
      Es difícil describirlo… pero durante nuestras convivenicas y en nuestras comunidades muchas personas comprueban con su expericiena personal lo que es.

      Responder
  4. Victoria Mirra.

    QUE BIEN DEBE SENTIRSE UNO AL VERSE QUE CON ESAS PRÁCTICAS, SE LIBERA DEL MUNDO MATERIALISTA, RECUPERANDO SU YO INTERIOR PERDIDO POR UN MAL PASADO Y AYUDANDO A OTRAS PERSONAS CON GRAN BONDAD QUE LOS UNE COMO UNA GRAN FAMILIA

    Responder
  5. Maite Sánchez Pinuaga-

    Verdaderamente es posible vivir en el mundo sin engancharse ni servir a este plan deshumanizado.
    La propuesta cátara me parece no solo acertada y valiente sino también necesaria hoy.
    VALE LA PENA CONOCER ESTE CAMINO.

    Responder
  6. Laura

    Hola, muy interesante, ¿hacéis algun tipo de encuentro abierto donde poder vivenciar unos días este tipo de vida?

    Gracias

    Responder
    • María

      Estimada Laura, sí tenemos encuentros regulares y también actividades puntuales.
      Al inicio de esta página se anuncian todas nuestras actividades a nivel nacional, pero puedes mandarnos una consulta para resolver más concretamente tu demanda. Además, en el apartado de ‘Contactos’ podrás encontrar los datos de nuestros centros y elegir cuál está más cerca de tu localidad.
      Otra opción es seguirnos en nuestras páginas de Facebook (LOS CÁTAROS, Cátaros Valencia, Cátaros Barcelona,Cátaros Madrid y el grupo de Cátaros Cartago)donde anunciamos todas las actividades, también las convivencias,que es lo que más se acercaría a lo que demandas en tu pregunta.

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *