QUIÉNES SOMOS

                                                                                                                         Catarismo ¿Quiénes son los Cátaros?

¿QUIÉNES SON LOS CATAROS?
EL Catarismo y los cátaros no tienen nada que ver con las diferentes confesiones religiosas. Es un modo de vida, una forma de ser y una forma de convivir con los prójimos. Por esto nuestros fines son investigar y aclarar la auténtica historia, cultura y espiritualidad del catarismo y darlo a conocer como el origen y la base de la cultura europea en general. El catarismo se extiende a todas las esferas de la vida.  Muchos consideran hoy que el mundo necesita urgentemente  la proximidad de una sociedad pacífica. En cada hombre vive la aspiración a una vida mejor con una armonía absoluta, un mundo donde haya bondad y amor incondicional. Y el hombre tiene derecho a este deseo y más todavía, tiene derecho a realizarlo.

Tenemos la gran convicción de que el ser humano puede realmente vivir de una forma plena en los valores de fraternidad, igualdad,libertad, amor, paz….

El catarismo siempre estuvo y no murió, está aquí y ahora, y es capaz de regresar y llenar el mundo con la bondad, la pureza y el amor. Los cátaros no se acabaron con la quema de los Perfectos en Montsegur, es más el catarismo nunca terminó, sino que permaneció impreso y esperando a su renacimiento en los corazones de la buena gente.

Los cátaros fueron llamados en su época los bonshommes (los Buenos hombres) que en verdad eran hermanos de espíritu de los indígenas americanos, de la civilización Egipcia, de los teogamitas eslavos y bogomilos y de todos aquellos pueblos que convivieron según las leyes y estatutos del universo en perfecta paz y armonía.

Hoy en día se continúa lo que en su día fue condenado a muerte, hace setecientos años, pero que no murió, sino que transcendió a las imágenes de la espiritualidad, la democracia, la cultura, la personalidad europea. Continúan las tradiciones de la sociedad del puro amor y se transmiten a todos los ámbitos del ser humano. La recuperación de éstos tesoros es necesaria para conseguir realmente que la humanidad cambie y avance hacia un mundo mejor, un mundo en el que la esencia bondadosa del ser humano se desarrolle y brille en todos los rincones de la Tierra.

 

La filosofía del catarismo

La filosofía del catarismo

La filosofía del catarismo

La filosofía del catarismo es muy optimista y humanitaria en su esencia. Le caracteriza la espiritualidad elevada y universal. Se apoya en tradiciones riquísimas, hereda los sellos y los dones de los grandes pensadores, personalidades…  En el día de hoy ya tiene una gran riqueza de llaves espirituales para lograr la perfecta armonía, alegría, amor, paz… y atrae la atención de millones de personas.

Se desarrolla activamente, progresa y crece en diferentes esferas, y además, no es un movimiento estático u obsoleto, cambia cada día, crece cada día, se renueva, se amplía, está en continuo movimiento. De este modo, no puede más que sorprender con sus infinitas posibilidades de transformación del ser humano y de la misma humanidad.

Podemos encontrar 7 etapas principales antes de llegar al catarismo actual, el del s.XXI:

1.  La Montaña del Ruiseñor (cerca del Éfeso antiguo) – este fue el lugar de la última residencia terrestre de la mismísima María, madre de Cristo. Allí Ella continuó transmitiendo las enseñanzas y verdades que trajo Cristo. Así, su mensaje de amor, lejos de morir, continuó extendiéndose y multiplicándose.

2.  El teogamismo eslavo de los siglos I al IV. Andrés el Primer Llamado, discípulo de la Madre Divina (madre de Cristo)  se dirige de la Montaña del Ruiseñor a las tierras de los escitas y los eslavos. Él trajo la espiritualidad  hasta estas tierras y allí, a su vez, multiplicó el mensaje de la divinidad potencial que todos somos. Durante algunos siglos, en el territorio de Rusia y las tierras contiguas de la Europa del Este, prosperó  la espiritualidad antidogmática del amor puro. Su memoria se ha conservado en las leyendas secretas del pueblo ruso y en las escuelas espirituales de la Alta Edad Media que existían en los Balcanes y que sufrían represiones constantes por parte de la teocracia imperial de Bizancio.

3.  El catarismo europeo de los siglos XI al XIV.  Místicos y maestros espirituales de la espiritualidad eslava teogámica trajeron su doctrina a la Europa Occidental, donde una tras otra se formaron las escuelas de sus continuadores. De inmediato se sometieron a las persecuciones de los poderes católicos. A los cristianos verdaderos y auténticos (discípulos de la verdadera espiritualidad) les declararon partidarios del maniqueísmo –y les comenzaron a perseguir como herejes. La primera hoguera que encendieron en el Occidente fue en la frontera del año mil, supuso la represión de los católicos sobre la comunidad de los cátaros. A pesar de ello, la espiritualidad del amor puro cautivaba los corazones de muchos pueblos y nació la base de una civilización única, que existió durante siglos en las costas del Mediterráneo.

El Santo Grial

El Santo Grial

4.  El Santo Grial. Su historia va enlazada a los nombres de José de Arimatea y María Magdalena. Igual que Andrés el Primer Llamado marchó con el mensaje a Rusia, así María Magdalena fue la personificación para el Occidente europeo de la espiritualidad de la Montaña del Ruiseñor. José de Arimatea y María Magdalena trajeron el Cáliz del Grial a las tierras de Europa y fundaron las escuelas de discípulos. La luz del Grial iluminó toda la cultura medieval de Occidente. La memoria de esta época fue conservada más tarde por las dinastías mesiánicas de los reyes europeos. De tal forma se han cruzado en las costas europeas del mar Mediterráneo las ramas oriental y occidental del cristianismo original. Así, la civilización cátara de la Edad Media, con su sorprendente expansión nació de estas dos ramas.

5.  Los grandes ungidos del amor: El catolicismo romano se comportó cruelmente con los cátaros, y la ideología bizantina de “la Tercera Roma” ha extirpado todas las huellas del teogamismo eslavo en la Ortodoxia. Por todo eso y a pesar del dominio creciente del farisaísmo, la mentira clerical y el fundamentalismo totalitario dentro de los límites de estas confesiones predominantes, al mismo tiempo se encendieron candiles como Francisco de Asís, Teresa y el padre Pío en el oeste; Serafín de Sarov, Inocencio de Balta y Serafín de Solovkí en el este. Los ideales del amor que supera cualquier condicionalidad terrenal, se manifestaron tan fuertemente en estos ungidos, que hasta el día de hoy su imagen es muy respetada, tanto entre los cristianos como entre las personas no religiosas. Sin embargo, extendiendo la vista por el camino de la vida de estos ungidos, vemos que en todos los casos su luz chocaba con la resistencia infatigable de parte de los poderes clericales.

Serafín de Sarov (a comienzos del siglo XIX) Él activamente, con su propio ejemplo enseñaba sobre la divinización – la transformación interior y exterior de la persona en la misma Divinidad. Por desgracia, ya en vida, este ungido, sufrió las fuertes persecuciones de los poderes religiosos, y poco tiempo después de su muerte, la pequeña escuela de sus continuadores fue destruida.

Serafín de Solovkí (el Enternecido) – el gran ungido que llevó a Rusia a la transformación. Según la leyenda, es el nombre monacal de Mijaíl Aleksandrovich Romanov, el hermano menor y heredero del emperador Nicolás II. Después de sobrevivir milagrosamente al atentado bolchevique contra su vida en 1918, él aceptó la obediencia en un monasterio poco conocido y dejó el mundo por completo. Ya en esta nueva cualidad de persona espiritual, Mijaíl-Serafín fue arrestado por la NKVD y exiliado a las islas de Solovkí. Así empezó su largo camino de 39 años en el GULAG (campos de concentración de Stalin). Serafín de Solovkí, que los presos llamaban «el padre del amor enternecido», se convirtió en un gran ungido del Gólgota del siglo ХХ ocurrido en Solovkí. Las revelaciones celestiales sin precedentes, recibidas por Serafín y sus huestes en las condiciones infernales de los campos de concentración, y el único camino de la espiritualidad transformada determinado por él, esperan todavía su comprensión en este siglo.

Escalera de cien escalones en la montaña Sekirnaya en Islas de Solovki

Escalera de cien escalones en la montaña Sekirnaya en Islas de Solovkí

6.  El segundo Gólgota solovkiano del siglo ХХ. El Segundo Gólgota rememora a los millones de almas justas que dieron su vida por amor. Con razón lo podemos llamar el Segundo Gólgota. ¡Ya no un solo Cristo, sino muchísimos de Sus fieles herederos, defensores del amor, fueron matados!, marchándose con las palabras «¡Dios es amor!», ascendiendo a las hogueras inquisitoriales, los encierros torturadores, puestos al paredón, desapareciendo en las cámaras de gas de Auschwitz y las barracas de hielo de los campos de concentración siberianos. En realidad, toda la historia de los últimos dos milenios es la historia del Gólgota mundial. Con la fuerza del espíritu han desmentido las leyes crueles de este mundo, habiendo demostrado que no hay fuerza más grande que la del amor.

7.  Como grandes etapas de este Segundo Gólgota se reconoce también a Montsegur, y también a los millones de indígenas de América que fueron asesinados, no por sus tierras, sino por ser poseedores de la auténtica espiritualidad y tener en sus manos el secreto y las llaves de la tesorería universal.

El Segundo Gólgota, en verdad, reúne a los 200 millones de pequeños cristos, que visitaron la tierra en diferentes épocas. Este concilio ardiente de 200 millones se revela desde el cielo, ellos no fracasaron, ellos vencieron, y ahora ayudan desde lo más alto a que el resto de la humanidad pueda VENCER y llegar a ser una civilización pura, de amor divino, perfecto, sin mezclas, ni guerras, ni muerte, ni hambre…

La espiritualidad cátara del siglo XXI, la civilización del amor puro, sobre la que se habla en multitud de profecías de las últimas décadas por todo el mundo, comienza con el nacimiento de la nueva civilización.

La humanidad cambiará cuando cambien las personas, la primera transformación se ha de dar en el corazón espiritual de millones de individuos, solo de este modo, la humanidad podrá nacer a un mundo nuevo de paz absoluta y amor perfecto.

 

Comments are closed.