Más allá de los tiempos ha habido un camino común transitado por millones de buenas personas, buena gente cuyo alto motivo ha sido una vida con los principios de la bondad.   Pueblos puros como bogomilos, cátaros, teogamitas eslavos, gnósticos...