El rencor que nos prohibe el amor

  “El Amor da la vida y el rencor la quita”.  Los cátaros vivían con el corazón encendido, su fuego cordial no se apagaba bajo ninguna situación. Incluso delante de la hoguera a punto de desaparecer de este mundo, el cátaro no cerraba su corazón, ni su llama se...

Montsegur. El enclave cátaro

Enciende la vela en tu corazón y toda la Tierra se prenderá con su llama…  La fortificación de Montsegur fue desde inicios del siglo XIII refugio de perfectos y buenos hombres cátaros. Pero raíz de las persecuciones, fue creciendo el número de perfectos e...

Pin It on Pinterest