Entrevista a miembros de la Asociación Cátara de Valencia

Como cuarto año consecutivo, desde la Asociación Cátara de Valencia, hemos organizado un viaje a los castillos cátaros de Montsegur, Peyrepertuse, Queribus, y también a San Salvador Verdadero (situado en la provincia de Gerona). Se trata de un viaje espiritual, una experiencia diferente a aquellas que se realizan por el mero placer de viajar o “consumir” destinos turísticos.

Durante este viaje hemos previsto visitar, además de los castillos una serie de importantes cuevas dentro del marco de la esencia cátara ( entre ellas la cueva de Lombrives conocida también como “la catedral de los cátaros”).
Hemos propuesto para este viaje un extenso programa, donde se realizan los ágapes, prácticas cátaras como cantos, oraciones o ablución en aguas puras (cabe mencionar que solemos buscar emplazamientos cercanos a fuentes de agua, como pozas o nacimientos).

Hemos querido preguntar a algunos hermanos que viven por primera vez esta experiencia, indagando acerca de sus expectativas y motivación. También contamos con la colaboración en esta entrevista, de los “veteranos”, quienes nos cuentan el porqué de estos destinos en el viaje que ahora realizamos.

Os invitamos a seguir leyendo esta entrevista en la que se habla sobre valores humanos y espirituales, bondad, comunión con la Naturaleza, … Queremos que descubráis por vosotros mismos todo lo que hemos recogido hablando con nuestros entrevistados.

 

¿Por qué se va a estos castillos?

El acercarse a los cátaros siempre crea una expectativa (especialmente para los que conocen) que dista mucho de cualquier experiencia turística o incluso filosófica… es como un peregrinaje al interior.

Lo que más nos motiva es entender a esta buena gente, cuál es su forma de vida, de dónde viene su fuerza espiritual. Su determinación les lleva a un fin que está por encima de persecuciones u hogueras; queremos conocer de qué fuentes espirituales bebían para tener esa determinación.

La bondad, en especial ésta, es poco entendible hoy en día. Si queremos la bondad arquetípica, que destacó en los pueblos que vivían en esta providencia bondadosa, uno de los enclaves que tenemos más cercanos son los cátaros.

Tenemos fuentes para que estos viajes sean espirituales, no buscamos experiencias únicamente, sino respuestas a preguntas internas sobre nosotros mismos, cómo está el mundo, qué ha pasado con los valores desvalorizados, en los que estos pueblos se apoyaban. Algunos de estos valores son apreciar al prójimo, valorar cada alma como un tesoro, tesoro profanado tantas veces por ideologías, miedos, traumas. Los cátaros tenían visión reveladora, sabiendo que en el interior de cada persona habita una divinidad.

En esos lugares germinarán las semillas que ya están plantadas en nuestro interior, y así podremos sentir qué significa el catarismo.

Nuestros viajes son muy sencillos y transparentes; los cátaros deslumbraron por la sencillez de sus actos con la profundidad de su bondad. Llegaban al corazón de las personas con su ejemplo… la rica sencillez de estos pueblos es algo que se echa en falta en la sociedad actual.

 

¿Qué significa para ti este viaje?

“Para mí este viaje significa el encontrarme, el sentir cuando los inmortales estuvieron allí, su gracia; sé que también me encontraré con la gracia de Madre Divina.

Como cátara que soy, será como ‘volver a casa’. Se trata de un viaje interior, durante el cual el alma intentará descubrir cómo vivieron los cátaros, qué sintieron, cómo sufrieron cuándo fueron perseguidos; también descubrirá su pureza, su bondad… y eso es posible porque todo ello queda impregnado en los castillos.

El alma puede despertar a una vida de sencillez y pureza con el anhelo de ayudar al prójimo sin intereses. Creo que mi corazón espiritual se abrirá. Deseo que el alma sienta el fuego de las prácticas cátaras cuándo ayudan a entrar en contacto con la divinidad”.

 

Seguimos hablando sobre otros dos hermanos sobre el significado que le dan a este viaje, nos hablan sobre unión fraternal y valores del catarismo:

“Este viaje significa una iniciación a la caballería de los buenos hombres, dado que en estos lugares se expandió un movimiento filosófico, espiritual y cultural que fue revolucionario e incluso nostálgico para la época actual. Pienso que en estos días se necesita una forma de vida con los valores del catarismo.

Supone una entrada a esta atmósfera de paz, armonía y unión fraternal”.

“Es mi cuarto viaje con los cátaros, y anteriormente realicé dos en solitario. En el primero tenía expectativas, pero en la actualidad viajo sin ellas, y veo que cada paso por este viaje es como una pequeña iniciación dónde se dejan atrás muchas cosas, y a la vez te colmas de otras”.

 

¿Qué es lo que te mueve para realizar este viaje a los castillos cátaros?

“Quiero conocer cómo vivían estos pueblos puros, impregnarme y sentir su bondad. Sé que vivían en comunidad y en comunión con la Divinidad, la Naturaleza, y con otros pueblos, y me gustaría descubrir estos aspectos más en profundidad.

Los cátaros eran hombres y mujeres buenos que anhelaban ayudar al prójimo. Me motiva seguir los pasos de estas personas puras de corazón”.

“Me gusta el cambio y la renovación; también me gusta moverme de un sitio a otro, siempre que viajo trato de ir a lugares dónde me sea posible, crecer, aprender y descubrir algo nuevo.

Este viaje al sur de Francia no lo realizo por primera vez, pero ahora tengo otra comprensión, conciencia, visión y conocimiento… Y creo que lo voy a vivir de forma diferente, estoy convencido de que va a ser así.

Además de la riqueza arquitectónica de los castillos, el viaje transcurrirá por una zona muy rica en recursos naturales, y regada con abundantes aguas. Me interesa mucho compartir la experiencia con otras personas que van a acompañarme en este viaje”.

No menos interesante es la aportación de otro de los entrevistados, centrada en la unión fraternal y con la Naturaleza:

“Vivir en directo en la fraternidad cátara, sus oraciones, cantos… vivir como ellos vivían, en unión. También conseguir una unión con la Naturaleza, como parte de la Divinidad. La posibilidad de habitar en contacto con la Naturaleza y cerca de fuentes puras es asimismo uno de los aspectos que me mueven.

Sé que sentiré la presencia viva de los cátaros inmortales en esos castillos”.

Estamos seguros de que esta entrevista os ha llegado al corazón, y esperamos sinceramente que os haya gustado. Si es así, dentro de unos días, publicaremos una “segunda parte” en la que los hermanos nos desvelarán su experiencia una vez realizado este “viaje a los castillos interiores”…

Pin It on Pinterest

Share This