¡Ahura Mazda, Ahura Mazda! La divinidad solar. Hoy nos adentraremos en el zoroastrismo auténtico. El también llamado Zaratustra traía el sol de soles, la divinidad que una vez brilló en la civilización de Hiperbórea. Y de ella provenían todos los tesoros que enriquecían su espiritualidad sencilla, profunda y luminosa. Hoy os invitamos a subiros en la barca blanca para adentrarnos en sus aguas renovadas y empaparnos de ellas, de su luz y bondad.

 

Y al levar anclas, como el que viaja a otro país con otras leyes y otros habitantes que tienen otra conciencia y costumbres distintas, nos disponemos a aprender su idioma. Pues en él, en su fonética y vibraciones musicológicas hallaremos las llaves que abren los tesoros del zoroastrismo.

 

Diez llaves para diez cofres perleros:

 

En el zoroastrismo existe el árbol de la vida, de los diez AMESHA SPENTA, diez ramas que dan frutos, las diez divinidades menores arquetípicas que instauran la nueva civilización del sol.

 

  1. AHURA MAZDA. Es la cima del zoroastrismo, el tronco de este gran árbol. Y de él nacen las demás ramas fructíferas. Es el Padre Caballero Dios Bondadoso, arquetípicamente caballeresco. Su nombre significa “el Altísimo en la Sabiduría” y su bondad sin límites emana luminosamente de su rostro y su corazón…

La diferencia entre esta y otras divinidades consiste en que como soberano en el Bien, es inmiscible. Su ser es luz ante la que no resiste la mínima oscuridad.

 

Pues, ¿cómo creéis que se hará un niño si tiene un padre bueno y malo a la vez, que a pesar de otras cualidades positivas es distante, agresivo y castigador? ¿Y cómo creéis que se hará la humanidad si profesa un dios que es luz y oscuridad, que da beneficios pero vigila con ojo crítico, y amenaza con juicio e infierno?

Esta concepción de la divinidad genera muchos miedos conscientes o inconscientes, que desembocan en traumas y finalmente el ser humano se vuelve también agresivo y juzgador.

 

El zoroastrismo tenía la certeza de que el alma proviene del Padre Buenísimo de los más Buenos, Omnivencedor con la fuerza de la Bondad. Y como dicen habitualmente “de tal palo tal astilla” siguiendo al Padre Ahura Mazda el ser humano se hace sol en miniatura, un candil o Siaoshiant.

 

  1. CHISTA RAZISTA. Son alas doradas que nos regala el Buen Padre para alcanzar su reino. Las alas de la sobreiluminación. El Reino de Ahura Mazda existe realmente, pero no está pegado al mundo de compra venta e hipotecas, de pensamientos, tristezas y miedos. Arriba, más alto, en el vuelo empíreo de la meditación-divino-luminosa se abren las puertas doradas del reino de la pureza y armonía absolutas. De donde viene y a donde anhela volver el alma. ¡Nuestra barca rumbo a cielos altos despliega las alas!

 

  1. ARDVISURA ANAHÍTA. Su nombre significa “aguas de la Virginidad Intachable” y “Omnivencedora en la Bondad” Ella es la manifestación maternal de la Divinidad Solar. Pues Ahura Mazda y ella son UNO, más en su manifestación de Diosa, Virgen y Madre ella da el nacimiento de lo alto en el Seno de la Inmaculadez Original.

 

¿Quieres nacer de nuevo? ¿Cansado de tanto mal en lo interior, de las imágenes interiores viejas y estereotipos de uno mismo?

¡Pide el nuevo nacimiento a Advisura Anahíta! En sus aguas prístinas te lavará, y te dará nacimiento Inmaculado como a un niño divino recién nacido.

 

  1. AKARANA. Es la infinidad. En el Reino divino no existe el tiempo y el espacio tal y como los conocemos en la tierra. Existe otro tiempo que se alarga dulcemente en aromas y música celestiales. Y en esta infinidad uno puede conocer profundamente su interior, unirse a otros panteones y mundos luminosos, descubrir la buena providencia de Sofía, percibir realmente la inmortalidad.

 

5.VOHU MANA. A diferencia de la providencia mala, zodiacal o mezclada y de la rueda sin fin del samsara, existe la Buena Providencia, también llamada Sofía, la Sabiduría Divina.

Y ella con infinito amor y misericordia guarda y corrige nuestros destinos hacia el bien.

Todos alguna vez hemos sentido que nos esperaba un destino fatal a la vuelta de la esquina, un problema de salud insalvable, un accidente en la carretera… Y hemos sido salvados. Ella es la que ha corregido nuestro destino.

Necesitamos llamarla más y más ¡actúa en nuestras vidas Vohu Mana!

 

  1. ARTA VAHISTA. Trae la verdad omnibuena, el Buen Universum. En contra de las leyes de este mundo.

En este mundo está permitido echar a unos ancianos de su casa porque no pagan la hipoteca, está permitido matar animales…y existen muchas leyes que en realidad son el mal.

Sin embargo el Universum del Bien se basa en otras leyes, o más bien las podemos llamar los estatutos de la conciencia divina. Bajo la guía de Arta Vashista no importa cuánto trame o golpee el mal, siempre será para el triunfo del Bien y de la Luz.

 

  1. SHATRA VARYA. Es el Buen Pastor. A diferencia del usurpador.

¡Y cómo gobierna Él! Con Arta y Yasna. El Buen Universum y los buenos actos de sacrificio por amor.

Todos estamos llamados a convertirnos en Shatra Varya, especialmente todos aquellos que ocupan puestos de responsabilidad en el estado, y también en empresas, maestros, músicos, poetas, escritores, padres y madres de familia…Todos ellos han de desarrollar el potencial del buen gobernante. El que gobierna únicamente con la bondad.

 

  1. SPENTA ARMAÍTY. Es la piedad divina. La piedad es lo contrario del rencor. Zoroastro hablaba de otra piedad, esta es la piedad del Cordero Sin-Rencor, del que vive absolutamente sin una gota de veneno rencoroso en su interior. El que puede amar a su verdugo en el corredor de la muerte o en el campo de fusilados, y de este amor el asesino sentirá el arrepentimiento, el amor y curación de su alma.

Un ejemplo muy sencillo es el de terapias que se hacen con animales, piadosos perritos, caballos…muchos de ellos son corderos sin rencor, y por ello aún siendo maltratados son capaces de dar su vida por amor.

Por eso están dispuestos a mirarnos con los ojos del cordero bondadoso, y con este amor, toman sobre si el mal y son capaces de curar.

Pues nosotros, también como ellos estamos llamados a tener corazón de corderos y a curar a toda la creación, ¡acumulemos Spenta Armaity!

 

  1. HAURVETAD. Es la integridad. A diferencia del individualismo y separación, existe la unión armoniosa entre toda la humanidad, la divinidad y la naturaleza. Incluso con otros mundos y constelaciones luminosas.

Esta separación viene del cisma que existe en el interior del ser humano desde que se rompió el hilo dorado que lo unía con Ahura Mazda, así que el zoroastrismo llama a la recuperación de la integridad interior y universal.

 

  1. AMERETAT. La vida eterna, la inmortalidad. No nos separamos ni aquí ni allá. En oposición a la parca con guadaña que acorta los plazos de la vida, y contra complejos y traumas incontables que vienen del miedo a la muerte, existe la vida eterna en las ciudades jardín de la inmortalidad.

 

¿Qué tenían en común Cristo, Maní, Guilleme de Belibaste y Jack de Moliere? Cómo los grandes mártires soportaron torturas e iban cantando a la hoguera.

¡Qué alegría es saberse inmortales!

¡Yo no moriré, y viviré eternamente son las palabras de la Anciana Blanca Eufrosinia de Pochaev con sólo tres años de edad!

 

Como podéis ver, cada AMESHA SPENTA desemboca en los otros, en una solar danza, completando en el interior del corazón humano los ángulos de una piedra preciosa, y girando en torbellino alzamos el vuelo místico fenomenal.

 

Hemos querido compartir con vosotros pinceladas de los tesoros del zoroastrismo que está resurgiendo. Os animamos a profundizar en cada uno de estos conceptos zoroástricos. Y si queréis conocer más sobre Ahura Mazda, Advisura Anahíta y el zoroastrismo auténtico os invitamos a conocer nuestras prácticas y conferencias, nuestra música y pergaminos sobreiluminados.

 

Pin It on Pinterest

Share This